MIEDO A LA MUERTE

POR: TEODORO COUTTOLENC

(In Memoriam)

 

Una es la época propicia

cuando el ser humano

toma actitudes filosóficas

y se acerca a su principio;

cuando religión evoca

por temor, no por respeto;

es cuando se siente enfermo

y que la muerte se acerca,

sólo así, sólo por miedo

en venerar es sincero.

 

Pide a Dios, pide a la Virgen

y ante Cristo se prosterna;

ruega entonces por salud

y al milagro está dispuesto

siempre que sea en su favor

y de un poder manifiesto.

 

Mas, si medicina llega,

todo en él cambiarse puede:

se olvida de Dios, del Eterno,

y no hay poder al que ruegue

sino al médico afamado

que medicina ha mandado.

 

Tal, la humana condición;

tal la pobreza de su alma.

¿Cómo le podremos creer

que busque la perfección

quien sólo así la reclama

cuando ve la perdición

de su paupérrimo cuerpo?

¿Cómo no creerlo abyecto

si todo para él es farra,

si la conciencia la olvida

y sólo se acerca a Dios

cuando pide su salud,

cuando el miedo a la otra vida

le hace inclinar el testuz?