UN CABALLO EN EL CIELO

POR: TEODORO COUTTOLENC

 

En el azul infinito, libre galopa

la espléndida figura: un caballo, en el cielo,

lleva en sus lomos a varonil jinete;

alba es su vestidura que volar parece

como el jinete y la cabalgadura.

 

El caballo blanco en el cielo

va trotando hacia el sueño,

hacia el sueño del niño

que lo mira en la nube galopar sobre el miedo.

 

El caballo derrumba su aliento,

el atuendo se disemina en el cielo,

el jinete se resuelve en la nube

y la nube la desparece el viento.

 

(Envío):

Cuando niños, adivinamos el rostro,

el bigote, los ojos

verdes como esmeraldas,

y el perfil que restalla

en el celeste fondo.

Lo volvemos nuestro héroe

por la justiciera mirada,

y la paternal sonrisa.