EDUCACIÓN ANTICOLONIALISTA

POR JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

Me repugna la política colonialista donquiera que la encuentro, cierto. Me repugna, también, hacer de la educación un sistema de colonialismo, el colonialismo de los adultos, explotando la veta candorosa de los niños, imponiéndoles sistemas de orden autoritario.

El colonialismo se divide en dos grupos básicos: uno es la explotación que hacen los países fuertes, imperialistas, sobre los pueblos débiles, de economía incipiente; el otro, colonialismo también, es el que practican los partidos en el poder sobre las masas sometidas, por medios violentos, a la disciplina de esos partidos. Dondequiera que hay dictadura hay, es obvio, opresión y donde hay opresión hay angustia y asesinato de la personalidad humana.

Hay, verdaderamente, una pedagogía colonialista. El colonialismo es la antítesis de la libertad.