Completo respaldo de las diputadas del congreso de Veracruz a su compañera diputada Nora Lagunes.

Diputadas del congreso del estado de Veracruz expresamos nuestro completo respaldo a la compañera diputada Nora Jessica Lagunes Jáuregui, acusada de forma injusta e insoluta de violencia política en razón de género.

Aunque el Tribunal Electoral de Veracruz haya dictado una medida cautelar -Que prácticamente es de mero trámite- no se ha pronunciado respecto al fondo de los señalamientos y confiamos en que serán desestimados por ser claramente improcedentes: no podría ver violencia política en razón de género siendo que él encargado público de la quejosa no es producto del voto ciudadano, sino de un nombramiento de confianza de sus jefes.

La violencia política en razón de género, cuándo sí existe, es una conducta grave y reprobable, qué atenta contra la dinámica democrática de una sociedad. No es justo banalizar a la violencia política en razón de género invocando de manera frívola y caprichosa, cuando la  autoproclamada víctima sólo padece las consecuencias de lo que ella misma provocó, eso es insulto para las verdaderas víctimas.

El más elemental sentido común nos indica que no es culpa de la diputada Lagunes Jáuregui si los excesos y los espectáculos de la vida privada de alguien llegan a las redes sociales. Sí esos excesos se encuentran documentados y penosamente ventilados es porque ocurrieron y la diputada Lagunes Jáuregui no tuvo nada qué ver con eso.

Los medios de comunicación cercanos a quien se auto  considera como víctima publicaron mañosamente sólo una parte de la resolución judicial, ocultando el hecho de que también se le aplicaron medidas cautelares a ella obligándola a dejar en paz a la diputada.

Exigimos qué el ORFIS investigue de dónde salen los recursos económicos para mantener una campaña en contra de la diputada, contando incluso con el uso de cuentas falsas de redes sociales -bots-.

No nos corresponde a nosotras intervenir en un proceso judicializado que debe dirigirse en las instancias adecuadas por las partes involucradas, pero sí nos corresponde defender con firmeza la autonomía del Poder Legislativo, la inviolabilidad de la libertad de expresión de los miembros y la dignidad de las imputadas y de todas las mujeres veracruzana.