AUTOBIOGRAFÍA

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

No me propuse ser o no ser un relámpago. El relámpago escándalo es para el espacio. Luego, muda la sintaxis de su corazón y esconde su timidez dentro de un paréntesis de nubes.

El relámpago sabe que no hay retorno posible porque los caminos, espantados, huyeron de sus mapas.

¿Quién nos recordaría si no escribiéramos estos apuntes?

Walt Whitman tiene razón, es intolerable que alguien redacte la automoribundia de un relámpago, cuando el propio relámpago se ignora.