YA NO HAY TIEMPO

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

 

Resta poco tiempo. El límite es el viejo enemigo del hombre;

pero todavía hay espacio y tengo que darme prisa.

 

«Tengo algo que decir, me digo». Estas líneas son de Armand.

Hay sueños no soñados, miradas que dibujaron mal tu ternura.

Hay silencios que nunca sembramos.

 

¿Se volvió niño el corazón? Me persigue el crepúsculo.

Se oyen sus alas por el cielo. Es posible que el horizonte ya no sea mi amigo.

Faltan estrellas…

 

Estudiamos el texto de los perdones mutuos. Si pudiéramos recoger

las palabras mal dichas… pero ya no hay tiempo.

El crepúsculo llega. Con él me voy. No sé si volveré…