TU PERFUME MÁS ÍNTIMO

POR: TEODORO COUTTOLENC

(In Memoriam)

Me seduce el color de tus ojeras

cuando, después de la ansiedad

de la exquisita entrega

en que tus manos me dieron sus caricias,

apacible y voluptuosa con pasión me miras.

Me embriaga tu perfume,

más sublime que la esencia de que hablan

las leyendas orientales

de oculto mago;

y en la erupción del beso

con que vibran

mis fibras

corticales, me embeleso

y aletargo…

En las noches nostálgicas de ausencia

-cuando estás lejos-,

cerrando los ojos

recreo tu presencia;

ávido te aspiro,

siento de los abrazos

los movimientos rítmicos

y me invade tu olor,

tu perfume más íntimo.