TODOS LOS DÍAS RENAZCO EN LIBERTAD

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

La vida es vida porque es expansión incontenible; expansión libre. Y sin embargo, mi libertad está condicionada por la libertad de los demás hombres, por la libertad de todo lo creado. Es que yo soy una parte solidaria de la vida universal y mi libertad se asienta magníficamente en la armonía global de la existencia.

Hay un orden amoroso -intuido por espíritus selectos- que es incompatible con el desorden que, a su vez, por desorden, es esclavitud y limitación dolorosa.

¡Qué más orden que el de la armonía en que pueden vivir los hombres libres, respetándose continuamente, cada quien en su sitio amoroso, cumpliendo con la dádiva del amor y la cooperación, rayana en el sacrificio si es preciso, en bien de la solidaridad universal!