Tamaulipas Un periodista asesinado y el gobernador destituido.

Por Mouris Salloum George

ERA EL MES de Mayo en el auditorio Francisco Zarco del Club de Periodistas de México rodeado de colegas y amigos; el periodista y escritor Tamaulipeco, Alfonso de los Reyes Villareal, presentó su libro ¨Historia de dos crímenes”. A once años de distancia, en 2010 tal vez y sin proponérselo, ha entrado en la actual tendencia de los escritores e investigadores periodísticos mexicanos: hurgar en la historia para rescatar del pasado hechos y nombres que fueron noticia, pero más que eso, que fueron parte de grandes sucesos que dejaron huellas recientes.

Mouris Salloum George

El libro “Historia de dos crímenes”, editado por Publicaciones Históricas de las Huastecas, vuelve a la vida la historia y el magnicidio de uno de los íconos más notables del periodismo de Tamaulipas y las circunstancias que rodearon su asesinato, Reyes Villareal nos sumerge de lleno en un episodio que, como él mismo afirma, es la historia de dos crímenes: el asesinato del magnate editorial de origen queretano, Vicente Villasana González, dueño del diario “El Mundo” de Tampico, y la disolución del Poder Legislativo Estatal de Tamaulipas, además de la caída del entonces gobernador estatal, Hugo Pedro González Lugo. El texto no tiene desperdicio para quienes somos asiduos lectores de los hechos históricos entresacados de los archivos documentales.

Y a pesar del largo paso del tiempo y del aparente localismo de los sucesos en materia del libro, el autor –todo un veterano de las lides periodísticas– nos condujo a un contexto en donde vuelve a la memoria, al presente complejo y la criticable desmemoria colectiva, los sucesos que conmocionaron a la sociedad tamaulipeca de los años cuarenta y también a la opinión pública nacional: el artero asesinato del editor de periódicos Vicente Villasana González, un hombre poderoso de los medios impresos y un conservador que sentía el placer de estar en la cúspide y la capacidad de influir en la política.

Pues viajamos en el tiempo hasta el 31 de marzo de 1947, justo en la habitación número 208 del Hotel Sierra Gorda de Ciudad Victoria, Tamaulipas donde es asesinado Villasana González aparentemente por “motivos pasionales”, “por cuestión de faldas”, cuando en realidad, nos prueba el autor que fue todo un complot desde el poder durante el mandato de Miguel Alemán Valdés, en una sorda lucha contra los restos de influencia política del ex presidente Portes Gil y la búsqueda de una posible reelección.

Durante una sesión solemne del Congreso de la Unión, fue destituido el gobernador Hugo Pedro González Lugo. Esos fueron los cadáveres que ofreció Alfonso de los Reyes en su presentación aquella tarde de Mayo de 2010 en el Club de Periodistas de México; el rostro grave del asesinado periodista Villasana y bajo la frase de moda de aquellos años, “Nunca el periodista publique lo que el caballero no firma”.

El libro trasciende el tiempo es más que un testimonio que pone de relieve la relación entre el poder y la prensa dentro de los asuntos locales y nacionales de México. Eso se explica a través del papel que desempeñó el periódico “El Mundo”, Vicente Villasana es asesinado por un rival de amores, un hecho que fue utilizado por el presidente de la republica y los diarios de la época que lo condenaron como un atentado a la libertad de expresión para así, pedir la cabeza del gobernador; este suceso marcó la vida de todo un estado y dejó un testimonio del periodismo en Tamaulipas

Historia de Dos Crímenes es un libro muy digerible, ilustrativo y que bien vale la pena dejar al interés del lector: seguir hasta el final la trama que el autor organiza estupendamente en cada capítulo de su crónica.

Los personajes, el escenario histórico, los acontecimientos, las consecuencias y los detalles que nos van permitiendo penetrar más y más en esta historia real que ahora, gracias a Alfonso de los Reyes, en la actualidad tenemos al alcance de nuestros ojos y entendimiento.

Es cuando…