Talamontes poblanos arrasan ilegalmente el bosque Veracruzano del Parque Nacional Pico de Orizaba.

*** Decenas de hectáreas son cortadas diariamente del lado de Calcahualco, pobladores piden ingreso de la Guardia Nacional.

Por Roberto Gabiño

Calcahualco, Ver. – Bajo el consentimiento de la SEMARNAT, hombres armados ingresan a los municipios veracruzanos colindantes con el estado de Puebla para talar desmedidamente el recurso forestal del Parque Nacional Pico de Orizaba.

Este lamentable hecho, que está generando un ecocidio, ha sido dado a conocer recientemente por pobladores de las comunidades Plan de San Antonio, Jacales, Atotonilco y  San Miguel Tlacotiopa, todas ellas pertenecientes al estado de Veracruz.

Los pobladores, han dado a conocer que ya han tenido encuentros cara a cara con los taladores furtivos provenientes del estado de Puebla a los cuales han encontrado cortando árboles en parcelas de su propiedad, con temor, han referido que los hombres se hacen acompañar por otros más, vestidos con uniforme de la Guardia Nacional, mismos que les han intimidado al portar armas de grueso calibre.

Quienes les han visto y ante los fortuitos encuentros, han cuestionado a los talamontes, mismos que han presentado documentación avalada por sellos y firmas de la SEMARNAT del estado de Puebla, estos documentos han generado dudas a los dueños de predios cercanos a los lugares en donde los taladores cortan árboles de Oyamel, Abies Religiosa y Pino Patula, pues saben que estas especies están protegidas por el Gobierno Federal mediante un decreto, por lo que se les hace extraño se esté talando en forma desmedida.

POBLADORES PIDEN INTERVENCIÓN DE LA MARINA

Quienes han visto afectadas sus parcelas e incluso intimidados, han intentado organizarse para defenderse, pues temen que la situación se salga de control y se genere un enfrentamiento en donde los pobladores carentes de armas se vean agredidos, ante ello, hacen un llamado a la Secretaría de Marina Armada de México para que ingrese a las comunidades afectadas.

Hasta el momento son 130 los propietarios en las comunidades afectadas, ellos han dicho que de estallar el conflicto procederían a decomisar madera, motosierras, vehículos y bloquear el camino que de manera clandestina han abierto los traficantes de madera con maquinaria pesada.

«No queremos un enfrentamiento, somos propietarios, pero ellos vienen y nos espantan, a pesar de que les hemos hecho frente, ellos traen armas de más calibre, aquí no queremos tala, nosotros sabemos que si tumbamos un árbol, mínimo debemos plantar otro, por eso estamos pidiendo la presencia de la Marina para que ellos como autoridad y conocedores de todo lo legal determinen si esta tala es certificada o clandestina» mencionó un poblador visiblemente molesto.

Cabe destacar que hasta el momento se ha contabilizado la tala de al menos 372 hectáreas de árboles en el Parque Nacional Pico de Orizaba y los márgenes del río Jamapa, muchas de ellas forman parte de las parcelas de pobladores veracruzanos que impotentes ante los amedrentamientos sólo les resta observar como el bosque está siendo devastado por particulares sin una supervisión efectiva de Gobierno Federal.