Sera difícil la cuesta de enero para los tianguistas: Raymundo Díaz

* Los tiempos de por sí ya eran complicados, comentó el líder de los tianguistas Siglo XXI

Por Javier Vargas Salinas

FORTIN.- El mes de enero y el de febrero, son parte de la desaceleración económica que se tuvo en la pasada temporada navideña de 2018, los empleos temporales que se crearon dejan de existir, lo que ocasiona un estancamiento nuevamente en la economía regional y ese efecto multiplicador, le pega a toda la zona centro de Veracruz.

En el tianguis Siglo XXI no es la excepción para esta cuesta de enero que ya se saborea y para combatirla, empleará una política estratégica de descuentos en los artículos que se venden, ofertas, pero, sobre todo, precios directos de fábrica que tienen, por lo que es un buen momento para que su clientela que siempre los ha distinguido, adquiera su ropa invernal, ya que los fríos que no se sintieron en diciembre, estarán presentes en este mes de enero y parte de febrero.

Tienen precios con descuentos que oscilan entre un 40 y 50 por ciento, es una estrategia de precios bajos directos al consumidor, de forma solidaria a la economía familiar de sus clientes en estos meses de enero y febrero que siempre son complicados económicamente, aquí muchos aprovechan para adquirir mercancía para iniciar un negocio familiar.

Por otro lado, Raymundo Díaz comentó que la escases de gasolina que se ha presentado en otros estados, aun no les pega de forma directa, porque en los estados de Veracruz, Puebla y Tlaxcala que son donde ellos más circulan el desabasto de gasolina no está presente, donde este problema tiene presencia es en el estado de México y la CDMX, por lo que cuando tienen que circular por estos lares se preparan para evitar esta problemática de combustibles.

Así mismo, indicó el líder de los Tianguistas Siglo XXI, que los problemas que enfrenta la Agroindustria de la Caña de Azúcar en esta región que depende de la economía que mueve, les puede afectar de forma contundente si el precio de la caña no repunta al final de la zafra 2018-2019, pues serán miles de cañeros los que verán su economía seriamente afectada, lo que los dejará sin recursos para adquirir la ropa y demás artículos de primera necesidad que necesitan sus familias.