SEÑORITA LAGARTIJA

Por: José Muñoz Cota

(In Memoriam)

Por esos árboles canosos, grises, serios, se desliza, presurosa, enjoyada de esmeraldas, la pequeña lagartija.

Señorita Lagartija, ¿dónde va con tanta prisa? ¿Ya es tarde para la misa? ¿Acude usted a una boda? ¿Acaso a la verde rama, donde hay cónclave de amigas?

Ella no contesta nada. Presurosa y muy nerviosa, corre, vuela, se desliza.

En aquel roble canoso, donde tiembla el arrebol, camina una lagartija, con su migaja de sol.