Secretarios de Bienestar y Sedatu entregan certificados agrarios a campesinos de Papantla.

*** El gobierno cumple con hechos a los campesinos y sus familias, afirma Huerta.

Por Redacción Época N.M.

Los secretarios de Bienestar y de Desarrollo Territorial y Urbano, junto con el titular de la Procuraduría Agraria y el delegado de programas para el Desarrollo en el estado de Veracruz entregaron este martes en Papantla 127 títulos de propiedad a dos núcleos ejidales y más tarde encabezaron el acto de otorgamiento de las primeras viviendas sociales rurales a campesinos de esta región que incluye a Papantla, Coyutla, Filomeno Mata, Coxquihui y Mecatlán.

En su intervención, la secretaria de Bienestar, Maria Luis Albores González, afirmó que con los certificados agrarios dan certeza jurídica a las actividades agrícolas y permite el acceso a los programas sociales de producción que impulsa el gobierno de la República; tan sólo en ‘Sembrando Vida’ se podrá ampliar a una mayor superficie, de los 114 ejidos que hasta la fecha se encuentran incorporados que benefician a dos mil 600 productores.

“En esos 114 ejidos al año tan sólo en este programa reciben más de 150 millones de pesos que generan economía local; y de la mano con la SEDATU se trabaja para lograr el reto más grande que es el bienestar de las familias campesinas que han sido olvidadas por muchos años, colocándolas de nuevo en el centro, al modo de producción campesina que hace comunidad”, agregó la funcionaria.

A su vez, el titular de la SEDATU, Roman Meyer Falcón, afirmó que la entrega de estos títulos de propiedad es resultado de una labor conjunta que se que realizándose desde el año anterior a la fecha a través del Programa de Regularización y Registro de Actos Jurídicos Agrarios (RRAJA-FANAR), con la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional, catalogado como prioritario, para apoyar a los ejidos y a las comunidades.

“El tema principal de la política pública del gobierno federal consiste en recuperar el campo, fortalecer la vida comunitaria de los ejidos con bajo el propósito de la conservación del territorio y las comunidades; por eso se encuentran estrechamente vinculadas la política agraria y la política de bienestar es una sola política pública que responde a los intrereses del pueblo, que es atender sus grandes necesidades”, añadió Meyer.

El procurador agrario, Luis Rafael Hernández Mirón, señaló la culminación del proceso de certificación que otorga seguridad jurídica conlleva a elevar el bienestar y el nivel de vida de los núcleos agrarios y quienes los integran para la utilización plena de la tierra, agua, selva, bosque, geo diversidad, riqueza paisajística, monumentos tradicionales y que sean las asambleas quienes decidan como aprovecharlos.

El delegado del gobierno federal en el estado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, destacó la presencia de los funcionarios y señaló que el gobierno federal cumple con el compromiso de otorgar todo el apoyo al campo y a las familias de los campesinos, como se demuestra una vez más con estas acciones.