SE MATA DE UN ESCOPETAZO

Por: Miguel Olvera

Tlaltetela, Ver. – Un campesino se mató de un escopetazo la mañana del viernes cuando el arma que portaba y con la que se disponga a cazar, se accionó de manera accidental.

El finado fue identificado como Gaudencio Muñoz Fernández, de alrededor de 45 años, quien era originario de esta localidad y que al momento de ocurrir los hechos se encontraba de cacería.

Fue alrededor de las 6:00 de la mañana que Gaudencio salió de su hogar en compañía de Orlando García Veneroso, quienes enfilaron hacia la barranca de Ojo de Agua.

Los cazadores ataron una cuerda a un árbol para descender la barranca pero cuando Orlando ya estaba abajo escuchó una detonación.

Al volver, se encontró con su compañero tendido en el suelo con un escopetazo en el rostro, que le cegó la vida casi de manera instantánea.

El parroquiano solicitó auxilio, aunque para cuando llegaron los grupos de emergencia sólo pudieron confirmar la muerte del campesino.

La Policía Municipal acordonó el área y solicitó la presencia de la Fiscalía de la zona, que tomó conocimiento del deceso.
Personal del área de Periciales aseguró la escopeta que portaba el finado con la que se disparo accidentalmente.

El cuerpo del parroquiano fue trasladado a una funeraria de la zona para practicarle la necropsia de ley y determinar las causa de su muerte.