REBELDÍA CREADORA

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

En el génesis de toda rebeldía hay una enorme fuerza creadora. El rebelde sueña con edificar el mejor de los mundos posibles.

Se inconforma, se acongoja con la visión de las cosas tristes y oprobiosas que crea la injusticia.

En el fondo de todo rebelde está creciendo un romántico. Son los románticos quienes se atreven a esconder en la hueca caña la diminuta y furtiva chispa que incendiar con su fuego la historia.

Los rebeldes están dando siempre un paso más adelante. Tienen el tórax ancho para que en él aniden las inquietudes que engendran los utopistas.

Si pudiéramos usar la palabra milagro -sin peligro de malos entendidos metafísicos- diríamos: el rebelde realiza el milagro de vencer la necesidad natural y abre rumbo a la libertad del hombre. Solo él: los demás se acomodan, se someten, son los ciegos obedientes que dan vuelta a la noria.

En el hueco de la caña de Prometeo, con la chispa de fuego, estaba también la chispa de luz.

Desde entonces es bueno “consumirse iluminando”. Es vivir plena y heroicamente la hombría.

Comparte este artículo....