Precios del azúcar se mantienen en las principales Centrales de Abasto del país.

Por Javier Vargas Salinas

CORDOBA.- Después de cumplirse 28 días hábiles del bloqueo a las bodegas de azúcar en los 51 ingenios del país que se encuentran operando en el país por parte de los productores de caña, los precios del endulzante se mantienen arriba de los 700 pesos en las principales Centrales de Abasto Mexicanas.

De acuerdo al seguimiento que realiza la Unión Estatal de Cañeros de Veracruz CNPR sobre el Comportamiento del Precio del Bulto de Azúcar Base Estándar a partir del pasado 18 de enero en las Principales Centrales de Abasto del País de acuerdo al Ciclo Azucarero 2018-2019, el bulto en la Ciudad de México ha tenido un aumento de 191 pesos; en Guadalajara en este mismo periodo el bulto ha registrado un aumento de 172 pesos.

En la central de abasto de Toluca, el bulto ha aumentado en estos 28 días hábiles un promedio de 237 pesos y en la de Puebla, 192 pesos; por lo que los precios del bulto de azúcar estándar se mantienen en promedio arriba de los 700 pesos a la venta.

El Presidente de la UEC de Veracruz CNPR y de la Asociación Local de Cañeros CNPR del ingenio El Potrero, ingeniero Ángel Gómez Tapia, anuncio un programa de venta directa al consumidor en las oficinas centrales de esta organización en Potrero Nuevo y en las delegaciones que tienen en toda la zona de abasto, como es Yanga; Cuitláhuac y Paso del Macho.

El precio por kilo de azúcar estándar estará a 15 pesos, con esto se busca que los consumidores no paguen demás del precio del kilogramo del endulzante, ya que en los principales puntos de venta como son las tiendas de autoservicio, se tienen precios arriba de los 18 y 23 pesos por kilogramo.

Por otro lado, Gómez Tapia, reafirmó el compromiso de continuar con el bloqueo a las bodegas de azúcar en los ingenios, para que el bulto del endulzante que salga, ya sea para exportación a los mercados nacionales, su precio sea arriba de los 750 pesos, para así poder garantizar al final de este ciclo azucarero un buen pago por sus cañas y evitar las pérdidas millonarias que podrían tener los miles de productores de caña de Veracruz y del país.