PLUMA NEGRA | Vicencio, el apestado.

*** Vicencio, el apestado.
*** Bloquean a independientes.
*** Destruyendo el futuro.

Por Ignacio Álvarez

Vicencio, el apestado.

En Fuerza por México deben estar dándose de topes contra la pared por abrirle la puerta a Gonzalo Vicencio Flores, el paranoico morenista que les hizo la vida imposible a los administradores de Veracruz y al propio delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara, pues nos comentan que ya comenzó con la misma dinámica por la que lo corrieron de Morena u es muy posible que salga por la vía de la vergüenza.

En la huasteca, su zona de influencia, ya montó una estructura como de 45 personas y lo mismo pretende hacer en el resto de las regiones del estado para tomar el control de Fuerza por México por encima de la dirigencia formal que tiene el Tato Vega.

Que alguien le avise que la chamba para la que se alquiló es ser un enlace entre la dirigencia nacional con la estructura estatal, pero ya se siente el operador político que el mundo esperaba. Empieza su andar en éste partido con el pie izquierdo.

El problema podría darse cuando no pueda cumplir los compromisos que seguramente está haciendo de forma paralela y a nombre del Tato Vega, que al final va a terminar pagando los platos rotos.

Bien dicen que el muerto y el arrimado a los tres días apesta. Y es el caso de Gonzalo Vicencio que quiso llegar a imponer en un partido nuevo que busca mandar un mensaje a la ciudadanía distinto a la misma porquería del PRI, PAN y hasta de MORENA que sigue sin encontrar el rumbo como partido político.

Fuerza por México esta desinflada en Veracruz y Vicencio no dio lo que prometió solo buscó satisfacer sus intereses y dejar malparado al dirigente estatal con todo lo que había construido, pero es cuestión de tiempo para que se termine de ir de la política, la cama ya está puesta.

Independientes no pueden

Los aspirantes independientes a puestos de elección popular se dieron por vencidos con las trabas ocultas del Organismo Público Local Electoral, las condiciones están preparadas para que NO participen en un terreno que pertenece a los partidos políticos.

Pero el presidente del OPLE, Alejandro Bonilla se lava las manos, aquí su declaración textual; “Considero que comparto el proyecto que propone la comisión de prerrogativas y partidos políticos a mi cargo, ya que es acorde a una petición que han hecho los propios aspirantes a candidatos independientes y por otro lado, no se les limitaron sus derechos, ni mucho menos fueron afectados”.

Completamente válida y legal la declaración del presidente del OPLE, pero también completamente inmoral ya que se ataja la oportunidad de participación ciudadana sin el lastre de los partidos políticos.

Destruyendo el futuro

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró irregularidades por 57 millones de pesos durante el 2019 en Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los principales programas sociales que abandera el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La investigación detalla el pago de 51 millones 213 mil pesos a jóvenes que se encontraban estudiando, cuando el objetivo del programa es capacitar a jóvenes que no estudian ni trabajan.

En total, 67 mil mdp manejados en forma irregular en 2019, reporta la Auditoría Superior. En el caso de 3 mil 188 jóvenes, la ASF constató que al mismo tiempo que recibieron los cuatro mil pesos mensuales por el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro también eran beneficiarios de apoyos del Sector Educativo de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Otros 183 beneficiarios eran también al mismo tiempo parte del Programa de Apoyo a la Educación Indígena. La Auditoría también halló que durante de 2019 se les pagaron las becas a 68 personas después que ya habían fallecido, lo cual representa un daño por 482 mil 400 pesos.

Asimismo, identificó irregularidades por 5 millones 396 mil pesos pagados a 718 beneficiaron en empresas que no se encontraron o que declararon nunca haberse inscrito al programa para fungir como centros de trabajos.

En el estado de Veracruz también se reportaron irregularidades desde la parte oficial cuando la esposa de Gonzalo Vicencio, Guadalupe Argüelles era la titular de la Secretaría Estatal del Trabajo y manipuló el programa en complicidad con los empresarios, pero también en las administraciones municipales del PAN y del PRD se registraron abusos inconcebibles.