ODA AL HOMBRE LIBRE

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

 

Ya superé mi nombre.

Soy un hombre, ¡y soy un hombre libre!

La vida es libertad.

La más libre aventura.

El gusano que repta por la hierba

es libre como el viento.

El águila, su estirpe de montaña,

es libre como el viento.

El hijo del crepúsculo, el tigre,

es libre como el viento.

La pantera abismal, con sus puñales,

es libre como el viento.

Y el viento es solidario de las cosas,

los árboles, los seres,

porque es individual y compañero,

universal edad en la armonía,

amotinado corazón de tierra.

 

Hoy aprendí a gritar la libertad del hombre,

la libertad de todo lo creado.

No hay nada más radiante que la vida,

la vida solidaria de la vida.

Anarquista la cátedra del mar, ¡nadie la toque!

Sus olas son iguales, pero son diferentes,

federadas, multánimes, diversas.

Respetando corolas y gaviotas

son más libres las olas.

El mar gran solidario de estrellas y luceros.

¡Hoy aprendí a gritar la libertad del hombre!