Mientras el país pasa por diferentes crisis, muchos funcionarios piensan en las elecciones del 2024.

Por Omar Avelizapa Moreno

Lamentablemente, en México estamos pasando por situaciones nada agradables tanto en el aspecto económico, de inseguridad, desempleo entre otras. Y muchos funcionarios, tanto federales como estatales; en lugar de hacer mejor su trabajo como servidores públicos, se están dedicando más a pensar en las próximas elecciones del 2024.

No es correcto; que estando como funcionarios utilicen su cargo e imagen para candidatearse, disfrazada mente, que están inaugurando alguna obra o actividad, que a veces nada tiene que ver con su responsabilidad que ostentan, desafortunadamente, esto lo hemos visto ya casi siempre; pero ahora más e incluso esos funcionarios han sido nombrados como candidatos presidenciales por el propio presidente. Esto no estaría nada mal si no fueran funcionarios, pero como sí lo son, cambia la situación.

Aquí el asunto es que para empezar todavía falta mucho para la elección presidencial, y le quitan políticamente imagen e importancia al propio presidente en turno y otra situación es que, si están muy interesados en la elección presidencial, lo correcto y ético es que renuncien a sus cargos y realicen su proselitismo interno (Morena) como cualquier miembro de un partido político y no como secretarios de estado o funcionarios de gobierno.

Ya que si no violan la Ley de que ningún funcionario puede hacer proselitismo utilizando su cargo de servidor público. Creo que todo debe ser parejo y apegado a la normatividad de las diferentes normas y códigos electorales, ya que todo tiene su momento, no se adelante que todavía falta para la elección y hay que ser respetuosos con la embestidura presidencial.