MAÑANAS DE CAMARÓN

POR: TEODORO COUTTOLENC

(In Memoriam)

 

Así despiertan Las mañanas de mi tierra:

con el gallo saludando al sol del día

en ecos vivos que van a la lejanía

y los pájaros que adelantan

las flores y los frutos

en canciones de su alegre vocerío,

con el sol pulverizándose en las siembras

y en las flores pringadas de rocío,

con las nubes trotando sobre el tiempo

y las chicharras apuntando la calor…

 

Despiertan,

con los besos silentes de parejas

que enjugan sus dos ansias,

y las madres que amamantan sus pequeños,

con las manos que apresuran las tortillas

y el suave café de olla,

con el garbo de jóvenes y viejos

que fajan sus arreos

y jarochos morenos y risueños

que toman las veredas

para ir a la labor…