MAESTRA

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

 

Son las maestras tan tiernas,

que caminan por el alma de los niños

sin pisar sus sueños;

hablan con tal suavidad

que no hieren el silencio

que ronda en torno a los luceros;

mueven sus manos con tal delicadeza,

que no hay peligro de que rocen

el perfil de la luna

colgada de la sombra.

 

Una maestra es como tú,

como el fruto del árbol.

Y sin embargo, las maestras

esconden su corazón de pulpa fresca.

 

Toda maestra esconde

los ojos que la descubren

toda llena de emociones.

 

¡Salve maestra,

llena eres de gracia

como la aurora!