Luego de varios días desaparecida, encuentran cuerpo de mujer ex policía.

*** Se encontraba sin vida en el río Atoyac Ver.

Por Redacción Época N.M.

Atoyac, Ver. – Encuentran cuerpo de mujer policía, se encontraba sin vida a las orillas del Río Atoyac, a la altura del Rancho San Fermín, mismo que se encuentra sobre el camino de este lugar con rumbo a la comunidad La Pesca, del vecino municipio de Amatlán de los Reyes.

El hallazgo fue esta mañana, luego de que fuera alertada la Policía Municipal con llamadas anónimas de que se encontraba a orilla del Río ya mencionado, el cuerpo de una mujer sin vida, lugar hasta donde se trasladaron los gendarmes, para constatar los hechos.

Los primeros en llegar al sitio fueron elementos en motopatrullas, mismos que confirmaron el hallazgo, acordonaron la zona para preservar los indicios, en espera de las autoridades ministeriales y de los peritos en criminalística.

De acuerdo a información preliminar, se informó que se trata de la mujer ex policía Guadalupe Peña Flores, que había sido privada de su libertad hace ya unos días, cuando circulaba en su camioneta tipo Traker, color rojo, de la cual se mencionó que fue plagiada por sujetos armados, quienes la secuestraron por varios días, cuyo hecho se registró en una de las comunidades del municipio de Amatlán de los Reyes, al parecer en la comunidad de Ojo Chico.

En algunos medios de comunicación, se mencionó que la fémina laboraba como Segundo Mando en la comandancia de la Policía Municipal de Paso del Macho, pero de igual manera trascendió que esta hacia labores administrativas y de asesoría en la comandancia de Amatlán de Los Reyes.

El hallazgo fue esta mañana, luego de varias llamadas a la comandancia de policía, informando del cuerpo que se encontraba a horilla del Río, al parecer su familiar que se identificó como su esposo fue quien certificó que se trataba de la mujer policía, conocida como Guadalupe Peña Flores.

A su vez elementos de la Policía Ministerial y Peritos en Criminología, efectuaron el levantamiento del cuerpo, ordenando que fuera trasladado al SEMEFO de la ciudad de Córdoba, donde le practicarán la necropsia de ley, para saber las causas de su muerte.