LA LÓGICA DEL LÁTIGO

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

El orden social con sangre entra. La paz que imponen los inquisidores. Sin embargo, la disciplina oculta los resentimientos; no los aniquila.

Hay que desconfiar de los niños disciplinados; su sombra tiene la forma sinuosa de los látigos.

El único orden posible es el espontáneo; cabe decir, el que se deriva de la personalidad en ejercicio.

Es la respiración propia de la solidaridad.