LA ENTREVISTA

*Primera parte*

POR: TEODORO COUTTOLEC

(In Memoriam)

 

Esperé la entrevista deshojando mi angustia

como espera la tierra que le entregue la luna

el reflejo del sol.

 

Tú te supiste amada con ternura, en silencio,

y soñaste conmigo en la feliz velada de una cita-ficción.

 

II

 

Nació la relación. Nació bonita y buena,

repleta de sorpresas para nosotros dos.

 

 

Nació como si fuera una experiencia nueva,

más cálida e intensa, de aquéllas que ya no:

como llegar temblando a la primera cita

o correr los caminos y visitar un santuario,

como jurar «te quiero»> sin perder la sonrisa

ni la honesta mirada de ensueño, de ilusión…

Como fingir castillos forjados de la nada

y evocar en las nubes figuras de algodón;

como extirpar las ruinas, como escalar cascadas,

como como esperarte a solas allá en el malecón.

 

(intermedio)

Qué hermosas son tus letras, tan suaves y ligeras;

¡qué bellos los secretos que sabes descubrir!

One thought on “LA ENTREVISTA

Comentarios cerrados.