LA CRISIS POR LOS BAJOS PRECIOS DEL CAFÉ.

Por Juan Bueno Torio

Hemos visto los últimos días que se ha manifestado enojo contra el Gobierno Federal por parte de algunos sectores de la actividad agropecuaria por falta de apoyos, particularmente de los productores del café, y efectivamente no sólo el sector cafetalero está enfrentando problemas de apoyo de parte del Gobierno Federal sino casi toda la agricultura del país a excepción de unos 5 o 6 productos a los que el Gobierno decidió apoyar.

La realidad es que éste nuevo gobierno, así como acabó con el Seguro Popular, las Estancias Infantiles y muchas otras cosas más, también está acabando con los apoyos al campo, eso es una realidad que no podemos negar, ahí están las manifestaciones ya que muchos productores se sienten desprotegidos, sobre todo en el ramo del café, en este momento, los precios internacionales que están muy bajos por el excesivo inventario que hay en el mundo, Brasil está aportando al comercio mundial cerca de 60 millones de sacos, Vietnam está aportando 30 millones de sacos, Colombia anda alrededor de 17 millones de sacos, eso incrementa sustancialmente la oferta, lastimosamente para todos los productores estamos padeciendo de una manera muy lamentable porque los precios actuales no dan ni para sacar los costos de producción en el campo.

El precio del café arábica que se cotiza en Nueva York anda en 102 DLLS las 100 libras, se está moviendo mucho en estos días, hubo un rally que empezó en 96 dólares se fue en 15 días a 140 pero a la semana regresó otra vez a 120, volvió a bajar a 106; Los robusta que estaban a 1,500 dólares la tonelada ya anda a 1,200, ésta es la bolsa que se cotiza en Londres y también nos ha perjudicado muchísimo porque la zona de Córdoba, Tepatlaxco, Progreso y la zona de Tezonapa, hay mucha producción de café robusta y esos productores también, ahorita que está empezado su cosecha van a sufrir la consecuencia de los precios bajos.

Yo pienso que por el tipo de producto que tiene un gran impacto en las zonas marginadas en nuestro país básicamente en Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca, el Estado, el Gobierno Mexicano deberían poner algún apoyo a la comercialización, sobre todo al productor más pequeño que es el que está sufriendo las consecuencias de los precios bajos y que, por no estar muy bien tecnificado, su producción por hectárea es muy baja hablamos de 3 a 5 quintales por hectárea, no ha habido los apoyos del Gobierno Federal para incentivar una producción tecnificada que les haga llegar a todos los productores las nuevas variedades de semillas que son más productivas y resistentes a las plagas como la roya y la broca.

Los cafetales de estos productores están viniendo a menos, lo mismo requieren capacitación y apoyos para tecnificar al campo y como ocupar nuevas estrategias de siembra, esquemas nuevos de podas de cafetales, en la forma de fertilizar, en alguno casos ya están haciendo algunos productores ollas de agua en sus terrenos, inclusive en la montaña para que en el tiempo de seca a través de mangueras puedan estar regando los cafetales y que no sufra la planta en el momento en que esté empezando a desarrollar el grano, o sea hay muchas técnicas y muchas cosas nuevas que están haciendo en otros países como Brasil y Colombia y que nosotros no las hemos adoptado de forma generalizada, porque no ha habido desde el Gobierno Federal el liderazgo para llevar a cabo esta transformación del cultivo del café.

Está tan cambiante el clima, por ejemplo el precio del café subió de 96 a 140, porque anunciaron que iban a ver sequías muy fuertes en la zona productora de Brasil, finalmente no hubo tal sequía, llovió y el precio se vino para abajo otra vez, antes, nos ocupaba la atención las heladas que pudiera haber en Brasil, que provocaba en ocasiones subidas importantes en el precio, hoy son las sequías porque movieron las zonas de producción de café de dónde se helaba en otro lado.

En África por ejemplo, ahorita están entrando en algunos países productores de café una plaga de langosta, son unos bichos que van volando y se acaba todo al paso, eso provocó una subida también en el precio del café, en África hay robusta, pero luego ya se vio que no lastimó mucho los cafetales y volvió a bajar, hay muchas condiciones que puedan afectar el precio de café en cualquier momento, por eso es que no se puede predecir, ni predeterminar cuáles serían los precios en los próximos años.

Esta situación es muy preocupante, cada vez los cafetales producen menos quintales por hectárea porque como dije líneas arriba, les ha faltado tecnificación, les ha faltado apoyo para fertilizar, les ha faltado apoyo para poner plantaciones nuevas, muchos de los cafetales son plantaciones de más de 25 años que ya producen muy poco, los tenedores de esas parcelas, o los propietarios o los ejidatarios, los comuneros no tienen ya mucha producción que sacarle a esas matas y cuando lo venden, enfrentan el precio tan barato, la realidad es que no da ni siquiera para sacar el costo del corte y la situación está muy grave, tenemos que regresar a producir 30 o 40 quintales por hectárea y eso permitiría al productor tener mayor ingreso porque va a tener más producto por hectárea que le permita enfrentar los bajos precios con mayor productividad en su campo.