INDIGNACIÓN POR SENTENCIA DE DUARTE.

Por Omar Avelizapa Moreno

Los Veracruzanos hemos estado atentos con la situación jurídica que enfrenta el exgobernador del estado, ya que el daño moral y económico que hizo a los habitantes, no es cualquier cosa, ya que fueron millones de pesos los que se desviaron en su administración, que en ningún Gobierno anterior lo hizo, un ejemplo fue la creación de empresas fantasmas para utilizar los recursos económicos a su favor, en donde sus más cercanos colaboradores hicieron casi lo mismo.

Estos exfuncionarios siguieron el ejemplo de su jefe y compraron casas y otros bienes tanto en México como en el extranjero, una de las piezas fundamentales en este desvío multimillonario, 60 mil millones fue la esposa del exmandatario, la señora Karime Macías, quien actualmente vive tranquilamente en Inglaterra gozando del dinero de los Veracruzano, mientras aquí en el estado, existen comunidades en extrema pobreza que no tienen ni que comer.

La sentencia realizada para Duarte es una cachetada para todos los veracruzanos, ya que se le comprobó el desvío de dinero, la desaparición forzada de personas, la manipulación de algunos medicamentos para personas con cáncer entre otros, indigna al pueblo Veracruzano a pesar de las carpetas de investigación, donde la PGR ., no haya dado datos suficientes para dar una sentencia ejemplar al exgobernador. Y solo una penque multa que no llega ni a los 60 mil pesos, esta es una burla más del estado al pueblo .

Por estas determinaciones la gente no cree en las instituciones que ejercer la justicia en México, y se vuelve a pensar en lo de siempre ( la justicia nada más se le aplica a los pobres) porque los que pueden pagar para no estar adentro de una Cárcel, lo siguen haciendo, Veracruz y México es un claro ejemplo, del actuar de los que dirigen los distintos poderes que ejercen, y esa tan anhelada justicia no existe, ya que el poder ejecutivo es el que sigue rigiendo la Supremacía de los Poderes en la Practica y no como como lo marca nuestra Carta Magna.

Mientras muchos proveedores que prestaron su servicio en el gobierno de Duarte siguen esperando que les paguen lo que les deben, ni modo así es nuestro hermoso México.

¿En qué país Vivimos?