“Hay muchos inmiscuidos en el banquete de la corrupción en PEMEX”, afirma Manuel Huerta

*** En 2014, como legislador exigió las comparecencias de Lozoya y Coldwell ante la Cámara de Diputados.
*** A consulta pública, proceder contra Peña, si hubiera pruebas incriminatorias en su contra.
*** Dice que esta lucha de años en contra de la corrupción se detalla en el libro “Regalos Obscenos”.

De la Redacción Época N.M.

Xalapa, Ver. – El desvío de recursos en Petróleos Mexicanos (Pemex) involucró a diversos ex funcionarios en pasados sexenios desde todas las esferas de poder, afirmó, el delegado federal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

En la cúspide de la rapiña a Petróleos Mexicanos (Pemex) cuando estaba al frente Emilio Lozoya durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, como en los últimos 30 años.

“Son muchos los inmiscuidos en este banquete de corrupción que se dio, y llegará hasta donde tenga que llegar”, afirmó Manuel Huerta Ladrón de Guevara, delegado del Gobierno Federal en el estado de Veracruz.

Y agregó que “por donde se le busque se le va a poder encontrar”, y en citada red de complicidades se pudiera incluir a Veracruz.

“No hay que olvidar también Odebrecht, asunto que estuvimos señalando y remarcando y que también inmiscuye a muchos elementos de los sectores estatales; en fin, esto apenas empieza y vamos a darle seguimiento”, añadió el funcionario.

Durante una entrevista en la que recordó su lucha como legislador federal en 2014, cuando pidió la comparecencia de Lozoya ante la Cámara de Diputados y de Pedro Joaquín Coldwell, entonces Secretario de Energía.

“Sí, así fue; pero fue mejor el pueblo que es el motor de esta transformación cuando decide quitarlos de este mal ejercicio de poder que se dio en los años recientes, cuando se llegó a una cúspide de las afectaciones de este modelo que se implantó”, añadió.

Al comentar que, en ese entonces, la Junta de Coordinación Política impidió crear una Comisión Especial para investigar la corrupción en PEMEX y lo ocultó con la firma del “Pacto contra México”.

Todo eso -explicó Huerta- está registrado en el libro “Regalos Obscenos”, en el que consigna detalles de la exigencia de esas comparecencias y debates parlamentarios para revisar cuentas.

De ello, detalla los contratos que el Grupo Higa establecía con el entonces presidente Enrique Peña Nieto que se hicieron famosos a partir de Casita Blanca, pero que era la cereza de un gran pastel de corrupción.

Explicó que, como ha dicho el actual presidente en México, nada ocurre sin que lo sepa quien se encuentra hasta arriba del poder político, y aunque este gobierno ha promovido reformas constitucionales para que los presidentes puedan ser juzgados por actos de corrupción.

-Hecho que antes estaba prohibido por la Constitución- y hoy ya es posible, en este caso aplica de aquí para adelante.

Esto significa que de tener que actuarse contra el ex presidente Peña Nieto porque existieran pruebas que lo incriminen, el actual presidente ha dicho que deberá estar sujeta “a que se haga una consulta para que el pueblo defina si se juzga al ex Presidente”.

Esto, más allá de que la Fiscalía de la República sea autónoma y en este caso así se conciba.

Comparte este artículo....