Enfrentar la violencia, sin los instrumentos.

Por Mouris Salloum George

La crisis de inseguridad por la que atraviesa el país, nos muestra la falta de planeación y operatividad institucional durante décadas.

Mouris Salloum George

El país entero se muestra débil e indefenso ante el incremento de la violencia desde el año 2004 a la fecha. El deterioro de las condiciones de seguridad también indica un lado particularmente problemático: carece de los medios para actuar, pero también la falta de herramientas básicas para diagnosticar y evaluar.

De acuerdo con un informe, el índice de confiabilidad de la estadística criminal, de la organización México evalúa, se indica que durante su investigación los instrumentos y metodologías de operación con los que se cuente en México para mencionar el problema, y poder actuar sobre el tema de violencia, aportaban una visión incompleta y parcial. En otras palabras, el país comenzó a navegar por una tormenta sin los instrumentos adecuados. El principal recurso que se tiene para poder atender un problema público es la información oficial y pública, cuando es el estado el que debe atender dicho problema.

El recurso básico es la información oficial que generan sus procesos administrativos y que, sometidos a los procedimientos adecuados, podrán convertirse en información estadística de gran valor (con ella es posible diagnosticar el problema, orientar la toma de decisiones y evaluar si el curso tomado ha sido el adecuado. Hoy en México no contamos con estas herramientas, al menos, no con el grado de desarrollo e institucionalización que la problemática demanda).