EL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL FELIPE ÁNGELES.

Este lunes 21 de marzo del presente año fue inaugurado el Nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en el estado de México (AIFA) por el presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado por algunos secretarios, el Gobernador del Estado de México la Gobernadora de la Ciudad de México Claudia   Sheinbaum, Senadores, Diputados Federales e invitados Especiales.

Desde el inicio de este proyecto, fue controversial, ya que se eliminó el que se tenía en Texcoco, con argumentos de que saldría más caro y que se construiría encima de un lago, así como las negociaciones ya hechas con algunos inversionistas, y a pesar de que ya se había iniciado la construcción en Texcoco y los más de 100 amparos realizados no detuvieron este proyecto presidencial.

El Gobierno afirmó la semana pasada que el AIFA tendrá un costo oficial de casi 75.000 millones de pesos (cerca de 3.600 millones de dólares), aunque una investigación del diario El Universal calculó el precio en casi 116.000 millones de pesos (poco más de 5.600 millones de dólares).

La inversión   que hizo el gobierno de México, en este aeropuerto, es mucho más elevada que la del aeropuerto chino Chengdu con un costo de 10.8 millones de dólares y atenderá a 60 millones de pasajeros anualmente, así también el de Dubái con un costo de 35,700 millones de dólares y atenderá a 146 millones de pasajeros al año, como quien dice nuestro nuevo aeropuerto sigue saliendo mucho más caro que estos nuevos y atenderán a menos pasajeros.

Lamentablemente el Nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles, no empieza muy bien, ya que inicia con muy pocos vuelos y la mayoría son nacionales,  solo uno internacional que es a la ciudad de Caracas Venezuela, ojalá y más aerolíneas se sumen a este proyecto para así tener más destinos tanto nacionales como internacionales, ya que la inversión que se hizo es muy alta, a comparación de la situación económica por la que atraviesa  nuestro país, y realizar una obra como esta, no es tan rentable en estos momentos ya que los expertos comentan que para que se reactive este proyecto, de acuerdo a lo  planeado, se habla al menos después del 2035.

De acuerdo con el Ingeniero en Construcción Raúl Miranda Rubalcaba, la terminal tiene una construcción de 384.128,16 metros cuadrados que podrá albergar 19,5 millones de pasajeros y 119.000 operaciones al año.

El deseo de cualquier mexicano es que haya progreso y bienestar para el pueblo de México y que las obras de infraestructuras del gobierno den los resultados esperados y no sean elefantes blancos que después se arrepientan de haberlo hecho.