El magisterio, base de la transformación social de Veracruz: Gómez Cazarín

*** Los maestros y maestras siempre han dejado huella en los corazones de sus alumnos, porque han hecho de la enseñanza su pasión de vida, expresó.

Xalapa, Ver.- Hoy más que nunca, las y los maestros de México y Veracruz han sido la base para lograr la transformación social y política. Su lucha para cambiar al sistema político nacional se anidó en el ánimo de la ciudadanía, sin que en este proceso se perdiera su esencia, pasión y vocación por la enseñanza, afirmó el diputado local Juan Javier Gómez Cazarín, presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso local.

Al enviar una amplia felicitación y su reconocimiento a las maestras y maestros veracruzanos, en su día, recordó que a lo largo de la vida uno se encuentra con personas extraordinarias en la enseñanza; en las aulas muestran su pasión por abrir las mentes de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes al conocimiento.

“Muchas maestras y maestros nos han dejado una profunda huella en nuestros corazones, porque hicieron de la enseñanza su pasión de vida; con paciencia y amor nos fueron llevando por las letras, los números, por la historia nacional. De su mano fuimos descubriendo nuevos mundos y la forma de entender el nuestro”, dijo.

Con su participación, abundó, la educación se está transformando para adaptarse a las necesidades de cada región de nuestro país; con su lucha social se echó abajo la mal llamada Reforma Educativa que nada tenía que ver con la enseñanza requerida por nuestra niñez y juventud actual, ya que respondía a intereses privados y de organismos neoliberales, no al pueblo de México.

Gómez Cazarín enfatizó que desde el Congreso de Veracruz se impulsa una gran reforma educativa en la que se sientan identificados todos, nadie quedará excluido ni relegado. El nuevo modelo de enseñanza será acorde a las condiciones y características de cada región, porque se está tomando muy en cuenta las aportaciones de las y los maestros, investigadores, académicos, padres de familia y la sociedad en general.

Por primera vez los Pueblos Originarios, herederos de culturas y conocimientos ancestrales, realizarán un gran aporte a la educación, donde la inclusión será una sello distintivo.

“Mientras los gobiernos neoliberales intentaron minimizar la importancia del magisterio, en el gobierno de la Cuarta Transformación son la base para el cambio que demandaba la sociedad en México y Veracruz”, refirió.