Créditos a la Palabra benefició unas 120 empresas familiares.

De la Redacción Época N.M.

Xalapa, Ver. – Los Créditos a la Palabra otorgados por el gobierno federal beneficiaron en Veracruz, a casi 80 mil empresas familiares en una primera etapa y la segunda 45 mil personas como parte del plan de reactivación económica.

El delegado federal de programas sociales en la región, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, señaló que el programa Emergente de Crédito a la Palabra cierra el censo de registro a dos meses de concluir el año evalúan la reapertura en 2021.

Los créditos familiares beneficiaron a más de 117 mil pequeñas empresas y trabajadores afectados por la pandemia de Covid-19, tal es el caso de trabajadores del sector restaurantero, meseros, camaristas, tianguistas, músicos y taxistas.

Y una segunda etapa permitió integrar 45 mil trabajadores, el pago de 25 mil pesos se realizará en dos pagos, 18 mil y 7 mil antes del 20 de noviembre a través de instituciones bancarias intermediarias entre la secretaría y los beneficiarios.

“Por este año ya se cerró este apoyo emergente otorgado por la pandemia del Covid-19”, comentó en entrevista.

Acorde a la evaluación e incidencia de la pandemia considerarán un nuevo plan emergente para convertirlo en un programa ordinario o la extensión de los préstamos a la palabra hacia el año 2021.

Empresas familiares fueron beneficiadas con préstamos de 25 mil pesos, el derecho exime de pago inicial del crédito durante tres meses de gracia, 33 meses mensualidades de 850 pesos.

“Es un crédito sin garantía y si realizan sus pagos en tiempo y forma, los beneficiarios tendrán una línea de crédito para uso permanente”, señaló.

Es decir, el pronto pago es garantía de buen historial crediticio, acceden al préstamo con la tasa más baja a otorgar una institución, además de los préstamos del Banco del Bienestar.