CLUB DE PERIODISTAS DE MÉXICO A. C. “POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN” 7 DE JUNIO 2021.

De la Redacción Época N.M.

Foto Archivo Delegación Veracruz.

CDMX.- Es sabido, que en la mayoría de las constituciones e instrumentos normativos internacionales, se reconoce como derecho fundamental del ciudadano el Derecho a la Información y a la Libertad de Expresión.

En nuestra Ley Fundamental, los artículos 6 y 7, los consagran sin establecer más limitaciones que cuando haya conflicto con otros valores o derechos fundamentales.

Hoy vivimos retos ante la 4T: Reforzar nuestro conocimiento sobre derechos, obligaciones y fortalecimiento conjunto sobre marcos jurídicos e instrumentos como el Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, así como la exigencia a ser partícipes directos y vigías legales, en lo concerniente a dilaciones y omisiones por incompetencia o parcialidades de y en el Poder Judicial, tal es el caso de la FEADLE y su falta de resultados; esencial también, el que incidamos y exijamos identificación de miras, en el Poder Legislativo, pues hay facturas pendientes: como la modificación al artículo 73, fracción 21, en su párrafo segundo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para que la capacidad de atracción de los casos, no sea optativa sino obligatoria, para casos de Periodistas violentados, también, en el ámbito laboral de contratación, y o en la auto generación de espacios con responsabilidad informativa, a los que corresponden recursos públicos que deben de permear, no solamente considerando el rating, sino la necesidad de su servicio social; de no ser así, se seguirá polarizando y su reparto desproporcional incidirá aún más, en la desproporción y así, desaparición de medios necesarios para cubrir el espectro cultural informativo.

Hablar de Libertad de Expresión, es indivisible a Derecho a la información y es, por tanto, una responsabilidad, pues se deben preservar ambas vías: la palabra emitida y el receptor que la hace verbo, al asumir como cierta esa información.

Los contextos han cambiado, el poder formal ha creado espacios directos de comunicación y por ende, sabemos que la sociedad, no es ya, puramente ojos u oídos, de medios convencionales, pues las redes les han dado voz. Cuidemos, atesoremos y blindemos con ética, la esencia del privilegio de cumplir con los preceptos regidores del periodismo en la imperiosa necesidad de investigar, cuestionar, analizar, documentar, informar y dar seguimiento a los hechos.