CATARSIS

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(In Memoriam)

Comentan: Nos sorprende que usted, dueño de un estilo de vida tan refinado, goce tan ruidosamente las peleas de box.

-No es para tanto. En gustos… y a la vuelta del callejón de los apuros, cualquier quídam le rompe a uno la nariz y mancha el honor del pañuelo más blanco.

-Pero, no me negará que es un deporte sucio, cruel y feo.

-¿Sucio? Pudiera ser. Pero no olvide que entre round y round le lavan la cabeza al púgil. Lo de la crueldad, es necesario para los contendientes y para el público que asiste por razones inmediatas de salud espiritual. Golpear o ver golpear, es la pedagogía más cabal para liberarnos del miedo, la timidez y el respeto. Es una catarsis.