Cañeros de La Margarita de la CNPR se suman al bloqueo de bodegas de azúcar.

Por Javier Vargas Salinas

LA MARGARITA. –  El ingeniero Ramón Hernández Vidal, presidente de la Asociación Local de Cañeros CNPR del ingenio La Margarita, acompañado del dirigente de la organización hermana de la CNC y de cañeros abastecedores de esta factoría, encabezó el bloqueo de la salida de azúcar de las bodegas del ingenio, en demanda que se termine con la especulación del precio del endulzante mexicano.

El líder de los cañeros ceneperristas de la Margarita, señaló que esta medida del bloqueo de bodegas de azúcar, puede llevar varias semanas, y una vez que las bodegas estén llenas, el azúcar que se siga produciendo será llevada a bodegas alternas, las cuales también serán bloqueadas, permitiendo solo la salida de azúcar para exportación o que se esté vendiendo a buenos precios.

Aclaró que en ningún momento la presente zafra 2018-2019 se detendrá, continuará de forma normal, pero el bloqueo se tendrá hasta que el precio del azúcar tenga excelentes precios en las centrales de abasto del país, lo cual les permitirá obtener un buen precio por el pago de sus cañas, ya que el precio del azúcar es base para el pago de su producto.

Señaló que están pasando por un grave problema, ya que de continuar la caída de los precios del azúcar en las principales centrales de abasto del país, los productores de caña al terminó de esta zafra podrían tener pérdidas cuantiosas, lo que afectaría gravemente a sus familias, por lo que siempre estarán en esta lucha que los convoca su dirigente nacional en defensa de su producto; la caña de azúcar es un noble cultivo que da un sin número de empleos de manera directa e indirecta en esta gran zona de abasto.

De igual forma, Ramón Hernández, líder de la CNPR de La Margarita, señaló que se debe terminar con la entrada indiscriminada de jarabe de maíz de alta fructuosa al país, ya que les ocasiona un grave problema al desplazar más de 2 millones de toneladas de azúcar del mercado nacional, lo que también ocasiona una especulación con su precio y les trae pérdidas cuantiosas a los cañeros de todo el país.