Brigada Vigilante COVID supervisa aplicación de medidas preventivas en unidades económicas, transporte público y gimnasios.

De la Redacción Época N.M.

Córdoba, Ver. – Integrantes de la Brigada Vigilante COVID del Ayuntamiento de Córdoba realizaron recorridos de supervisión en unidades económicas de la zona centro, el mercado Revolución, transporte público y gimnasios con la finalidad de impulsar la aplicación de medidas preventivas ante el SARS-CoV-2.

Ricardo Hernández Colmenares, coordinador de la Dirección de Comercio, informó que como parte de las acciones preventivas, se retomaron las jornadas de limpieza del mercado Revolución con el apoyo de las y los locatarios.

Dijo que de conformidad con los acuerdos del Consejo Municipal de Salud, se supervisará que todas las unidades económicas del municipio apliquen las medidas preventivas, principalmente, el uso permanente y correcto de cubreboca, la disminución de aforo y la instalación de filtros sanitarios en los accesos a los establecimientos.

Detalló que los establecimientos comerciales deben operar con aforo reducido al 75 por ciento de su capacidad y promover el uso de cubreboca entre colaboradores y clientes.

En cuanto a gimnasios, se verifica que cuenten con filtro sanitario de ingreso donde se tome temperatura y distribuya gel antibacterial, así como que usuarios, entrenadores y asistentes porten cubreboca dentro de las instalaciones y se desinfecten constantemente equipos ejercitadores y áreas comunes.

Hernández Colmenares indicó que se continua con la operación de puntos de revisión para transporte público, principalmente en el boulevard Tratados de Córdoba, para enfatizar la obligatoriedad de que operadores y pasajeros usen cubreboca y revisar que las unidades no excedan 50 por ciento de aforo.

Dijo que el Consejo Municipal de Salud determinó estas acciones coordinadas para contribuir a disminuir la cadena de contagios, por lo que urgió a la ciudadanía a sumarse a las acciones preventivas con el objetivo de evitar que Córdoba regrese a color rojo en el semáforo epidemiológico, lo que representaría reducir la movilidad y suspender actividades sociales y productivas.