AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA LE ECHA “LA BOLITA” POR BODA A LA IGLESIA

Por: Miguel Olvera

Córdoba, Ver. – Hermilo Vargas Ziehl, director de Protección Ciudadana en Movilidad deslindó al Ayuntamiento de Córdoba de la boda celebrada el fin de semana en la Catedral de la Inmaculada Concepción y dijo que será la iglesia católica quien deberá explicar porque se autorizó ese evento.

Vargas Ziehl en rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el titular de la Jefatura de Salud Municipal, Israel Alejandro Lara Gutiérrez informó que el 27 de octubre de 2020, se elaboró una minuta por el Consejo de Salud Municipal y hubo un acercamiento con autoridades eclesiásticas para pedirles que no se efectuaran celebraciones religiosas por la pandemia.

“En esa fecha la Diócesis pidió al ayuntamiento que apoyara para evitar aglomeraciones y se respetaran los protocolos implementados por la emergencia sanitaria sin que hubiera problemas en esa celebración religiosa”.

Dijo que la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en su artículo 25 habla de la separación iglesia-estado y recalca que las autoridades federales, estatales y municipales no intervendrán en asuntos internos de las iglesias.

El funcionario municipal reconoció que desde el año pasado se celebró un contrato de arrendamiento de la ex Hacienda de Toxpan para celebrar ahí una boda, pero se había acordado que ello dependería de la situación de la emergencia sanitaria en la fecha de la celebración y debido a que Córdoba se encuentra en semáforo naranja, el mismo fue cancelado y no se llevó a cabo ahí ningún festejo.

El funcionario municipal aceptó que la boda celebrada el pasado sábado por integrantes de la familia Muguira y Bello sienta un precedente y acotó que el Consejo de Salud tomará medidas para que no se caiga en la desobediencia civil y otros quieran hacer lo mismo, elevando el nivel de riesgo en la población.