AMARGA NAVIDAD EN TRES AGUAS

Por: Miguel Olvera

Coscomatepec, Ver. – Las campanas repican de luto en la comunidad de Tres Aguas. A bordo de una carroza procedente de Córdoba llegan los restos de «Don Beto», el taxista que murió en la volcadura ocurrida la noche del lunes.

Moisés Fuentes, en contraste, se salvó de milagro. Al ver que la camioneta caía al vacío, saltó para ponerse a salvo. Su esposa, Lorenza Morales Iribas no tuvo la misma suerte y aunque sobrevivió, sigue hospitalizada.

Fueron 14 las personas que resultaron lesionadas, mientras que Ruperto Flores, de 48 años y una menor de 4 años, fallecieron a causa de la caída al barranco de más de 300 metros de profundidad, donde la camioneta Nissan quedó destrozada.

Pocos lo comentan, pero «Don Beto» ya había tenido dos accidentes previos, además que la vista le fallaba. «El lunes nada más vinieron a decir, ya se volteó don Beto», comenta Emilio Morales, de 79 años y padrino de bautizo del finado.

El también padre de Lorena Morales exprime un cigarro mientras observa a la distancia al cortejo fúnebre. Con total calma revela que no tiene ni idea de donde está ínternada su hija.

Un dato del reportero hace que uno tras otro se acerquen a preguntar por Marcial, Raymundo, por Petra.

«Levántate alma cristiana, levántate si estas dormida» entona la santera dentro de la casa del taxista, donde se congrega toda la comunidad.

La tarde del lunes la gente de Tres Aguas regresaba de hacer sus compras en la plaza de Coscomatepec para su cena de navidad a bordo del taxi 115 conducido por Don Beto.

La lluvia y la neblina hicieron que en segundos, la fiesta se convirtiera en luto para toda una comunidad.