AIRE DE COLORES

POR: JOSÉ MUÑOZ COTA

(IN MEMORIAM)

 

Claridad macerada de crepúsculos,

anclada en un silencio.

Detenido tu gesto de colina que huye,

de Tierra que resbala

un elástico misterio café.

 

El fruto sin pecado,

sin la mancilla leve de los pájaros,

madurecido su olor.

Al alcance de la mano y del diente

que tatúa orígenes remotos,

obscuros y desnudos.

 

Nerviosidad de viento y plumas

o de ola de viento.

Los horizontes venados huyen

y me dejan un aire de colores.