ABANDONA 4T DEPORTIVO CIDOSA EN CUNA DE MOVIMIENTO OBRERO.

*** Municipio regaló a Universidad del Bienestar y ésta lo abandonó.
*** Jugó el Barcelona de España y Los Diablos Rojos de México.
*** Los ríoblanquenses quieren de regreso los campos.
Reporte Especial

Río Blanco, Ver.(Pluma Negra).- Habitantes de la Cuna de Movimiento Obrero se resisten a perder la Unidad Deportiva Cidosa, que desde 1936 fue construida para los obreros y sus hijos, después de la gesta obrera de los Mártires de 1907; las canchas de futbol reúnen las medidas reglamentarias internacionales, ahí jugó el Barcelona de España en 1937 y Los Diablos Rojos de México en la década de los 80. Ahora el gobierno de la Cuarta Transformación busca arrebatar ese patrimonio deportivo e histórico para construir la Universidad Benito Juárez, pero desde hace dos años mantiene abandonado el complejo deportivo.

Con la llegada del partido Morena al gobierno municipal, en vez privilegiar el deporte en Deportivo Cidosa, en 2019 decidió donarlo a la SEP para instalar un campus de la Universidad del Bienestar Benito Juárez bajo el argumento de que el ayuntamiento que lo tenía no contaba con los recursos para su mantenimiento.

El Deportivo Cidosa fue construido por la Compañía Industrial de Orizaba (Cidosa) en las glorias de la industria textil de las Altas Montañas, que al igual que escuelas y centros de salud, fueron logros del Sindicato de Trabajadores de la Industria Textil de Río Blanco.

El inmueble de 22 mil 985 metros cuadrados que se ubica en la avenida Veracruz y cuenta con gradas y canchas de frontón y voleibol, formaba parte del antiguo complejo textil. Tras la quiebra de esa industria a finales de los 80, la compañía Plácido Mata adquirió el complejo e intentó, sin éxito, reactivar la industria; ante los adeudos de impuestos cedió el Deportivo Cidosa al municipio de Río Blanco, y en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz del 26 de septiembre de 1991 se oficializa la entrega bajo el concepto legal de expropiación.

Desde 1991, el lugar se mantuvo en posesión sin escrituras; en enero de 2019 en alcalde David Velázquez Ruano (Morena), de manera sigilosa, envió un oficio a la Coordinadora del Programa de la Universidad Benito Juárez Bienestar y al delegado de Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, donde argumentaba que su administración no contaba con el presupuesto para su mantenimiento y que no tenía inconveniente para el espacio se utilizara para la universidad.

Desde esa fecha, el Deportivo Cidosa fue cerrado al público y a las ligas de béisbol y futbol locales, escuelas y aficionados al deporte que por generaciones consideraron suyo el espacio para el esparcimiento y la práctica amateur del deporte.

También con esa fecha inició la acelerada y silenciosa ruta para su entrega; el 27 de febrero el director general de Patrimonio del Estado, Belisario Reyes Herrera, respondió al Ayuntamiento de Río Blanco el Acuerdo Validado y Sellado por Catastro del Estado.

El 11 de junio de 2019, el director general de Fideicomisos y Desincorporación de Activos, Randolph Tapia Salgado, de la Secretaría de Finanzas y Planeación del gobierno de Veracruz, giró el oficio para que se acreditara a Raquel de la Luz Sosa Elizaga como directora de la Coordinación de Universidades para el Bienestar Benito Juárez para continuar con el proceso de donación del Deportivo Cidosa a la Secretaría de Educación Pública (SEP). El 5 de octubre de 2019, el delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara notificó de la entrega de toda la documentación.

El proceso de donación del Deportivo Cidosa se inició sin la existencia legal del Organismo Coordinador de la Universidades del Bienestar Benito Juárez de la SEP que tiene origen el 30 de julio de 2019.

El 19 de junio de 2020, la Comisión de Hacienda del Congreso de Veracruz presentó el Dictamen a la Sesión Ordinaria de la LXV Legislatura y fue aprobada la donación que se publicó en la Gaceta Oficial del 2 de julio de ese año.

“Se autoriza la enajenación a título gratuito, de una superficie de 29,849.553 metros cuadrados deducida de una mayor del inmueble conocido como Unidad Deportiva Cidosa, ubicada en el municipio de Río Blanco, Veracruz de Ignacio de la Llave a favor del Organismo Público Descentralizado Denominado Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García con la finalidad de construir una sede educativa contemplada dentro del Programa Federal denominado Universidades para el Bienestar Benito Juárez García”.

Sin embargo, en la actualidad el Deportivo Cidosa está en el abandono, tampoco se realizó ninguna obra de construcción para la Universidad que en febrero de 2019 se anunció en Río Blanco, al igual que en los municipios de Atlahuilco, Huayacocotla, Playa Vicente, Minatitlán, Coatzacoalcos, Poza Rica y Jáltipan.

En Río Blanco, la Universidad para el Bienestar Benito Juárez cuenta con una matrícula de unos 50 alumnos y trabaja en línea desde el inicio de la pandemia, aunque cuenta con un inmueble en comodato a escasos 50 metros del Deportivo Cidosa.

Río Blanco quiere el Deportivo Cidosa
Desde enero 2019, las instalaciones del Deportivo Cidosa que son las únicas públicas en ese municipio, fueron cerradas y abandonadas; ciudadanos y deportistas se organizaron de manera informal para iniciar la defensa del espacio que por generaciones ha significado el único lugar para el deporte.

El inmueble, con un valor comercial de 111 millones de pesos, tiene una superficie de 22 mil 984 metros cuadrados y 104 mil metros de construcción, y es emblemático para la comunidad ríoblanquense que transitó de un pueblo de obreros en el siglo pasado a una diversificación económica que reclama espacios de esparcimiento para todas las edades.

Desde diciembre de 2019 que trascendió el proceso de donación del Deportivo, organizaciones deportivas y ciudadanos han realizado diversas expresiones de rechazo al cambio de uso de suelo del histórico espacio deportivo, las reacciones fueron espontáneas y sin la asesoría legal correcta.

Algunos ciudadanos interpusieron amparos ante el poder Judicial del estado para evitar la enajenación del espacio; sin embargo, con la pandemia por Covid-19, los juzgaos no le dieron cauce y procedió el trámite legal de cesión.

Para el 6 de febrero de 2020 los ciudadanos lograron una mejor organización y se constituyeron formalmente ante notario en el Comité de Defensa del Campo Cidosa e interpusieron un amparo federal ante un juez de distrito en Boca del Río, pero el 26 de julio de ese año recibieron la notificación de improcedencia.

Los habitantes de Río Blanco mantienen la esperanza de que el gobierno de la 4T reconsidere el uso del Deportivo para los fines para los que fue creado hace más de 100 años y que además de ser un espacio para el deporte y semillero de talentos deportivos, se mantenga como área de esparcimiento en una región en la que la delincuencia arrebata a los jóvenes que no cuentan con espacios públicos para su sana convivencia.

Los ciudadanos quieren recuperar el Deportivo Cidosa y con ello, las glorias de sus deportistas locales que alcanzaron el nivel suficiente para enfrentar a Los Diablos Rojos de México de la Liga Mexicana del Béisbol en el verano de 1988 y los integrantes de la Selección de FC de Río Blanco que encaró con dignidad a las estrellas del Barcelona el 28 de agosto de 1937, con un marcador en contra de 7-2, partido en el que alineó Luis de la Fuente “El Pirata”.