24 de febrero marca la nueva era geopolítica mundial.

Este 24 de febrero estalla una nueva guerra que pone en peligro la paz mundial.

Ukrania fue invadida por Rusia marcando así la entrada de una nueva edad geopolítica mundial, estamos frente a una situación sumamente nueva probablemente desde de la segunda guerra mundial, no ha habido un evento bélico tan importante, es decir ha habido otros cómo la caída del muro de Berlín, las guerras de la ex Yugoslavia, etc. Y es verdad que esté acontecimiento empalma con la pandemia que ha azotado a la humanidad desde inicios del 2020.

Mouris Salloum George

Putin ha reclamado con insistencia que se le garantice a Rusia que Ukrania no vaya a formar parte de la OTAN, y así evitar que lleguen armas nucleares a su frontera y no poner en peligro a la federación Rusa. Cabe señalar los intereses de la OTAN de rodear y aislar a Rusia que han puesto en marcha su plan de adherirse a las ex repúblicas soviéticas a su pacto contra Rusia, motivo claro para Putin su rechazo rotundo a que Ucrania y Georgia formen parte de esta alianza bélica que hoy en día, se marca como el inicio de la tercera guerra mundial. El gobierno Chino ha dado su apoyo y beneplácito a Rusia y tiene sus ojos puestos en Taiwán que considera parte de su territorio, y no piensa renunciar a su derecho de anexar esta isla.

La gran guerra está dando inicio y partiendo por el principio, dónde el gobierno mexicano ha marcado distancia, palabras de su propio presidente Andrés Manuel López Obrador; a qué México es un país pacifista y no aboga por resolver los conflictos por la vía bélica, hoy más que nunca se pone en manifiesto la frase famosa de el presidente Juárez «Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Bien por México.