ANIMALIA | El Zoológico de Veracruz. 

Por Maricarmen García Elías

El zoológico de Veracruz nuevamente ha dado de qué hablar, ya hace cerca de seis años fue noticia nacional por el mal estado en que se encontraban los animales , la cantidad de felinos que murieron por negligencia pues se encontró a muchos de ellos auto mutilados por hambre y estrés, de ahí que el 3 de junio de 2015 el grupo legislativo de los partidos políticos PRD y MC presentaron en el Congreso de Veracruz una iniciativa propuesta por ambientalistas,  expertos y activistas con relación a la creación de  Santuarios, misma que fue aprobada y publicada el 29 de abril de 2016 en la Gaceta Oficial, la primer ley conservacionista en toda Latinoamérica.

La intención de presentar una iniciativa de esta naturaleza fue crear espacios donde los animales silvestres  rescatados de circos – que por esas fechas fueron prohibidos en todo el país- pudieran ser recibidos así como la conversión paulatina de zoológicos a santuarios, entendiendo como santuario aquellas instalaciones/predios, donde se recibirán y resguardarán los Animales que así lo requieran para su resguardo, rehabilitación y posterior reinserción en sus hábitats naturales si fuera posible o traslado a Santuarios foráneos más adecuados para su especie, o su estancia definitiva por el resto de sus vidas.

Dichos Santuarios, de acuerdo a la ley,  tendrán como norma inamovible, la no alteración de la biología de los animales, el trato ético y el tratamiento etológico, médico y de habitación, acorde a la especie y estado psicofísico de cada animal, y en ellos se prohibirá cualquier actividad comercial o de explotación. También estará estrictamente prohibida la reproducción de los animales contemplando como única excepción, el establecimiento de programas previos estrictos de reinserción de las crías, en hábitats naturales viables, con el único fin de la conservación de las especies. Todo lo relativo a la operatividad de los santuarios se encuentra comprendido en la Sección VI de la Ley de Vida Silvestre del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave en los artículos 38, 39, 39 bis, 40, 40 bis, 40 Ter y 40 Quáter.

Una de las más importantes misiones de los Santuarios, es educar al público desde la empatía, en especial a los niños quienes pueden observar, convivir y estudiar de cerca,  a las diversas especies de animales en sus propios hábitats a través de programas pedagógicos, en vez de una visita al zoológico donde se observa a los animales, en un estado de encierro, estrés y explotación, con comportamientos contrarios a su naturaleza al no estar en su hábitat.

Ya vimos que esto y cosas peores suceden en el zoológico Miguel Ángel de Quevedo de nuestro estado donde los animales están en total abandono; desnutridos, hacinados, sucios. Circularon en redes sociales fotografías y videos del mal estado en que se encuentran las especies ahí albergadas y una nota del periodista Raúl Zamorano dando cuenta de ello, incluso la población se organizó para ir a atender a los animales y hacer limpieza. ¿Y las autoridades? , ¿La Secretaría de Medio Ambiente? Ninguna se pronunció al respecto hasta el momento.

Por ello es muy importante que se cumpla la ley y a este zoológico se le convierta en santuario con todo lo que implica, empezando por el presupuesto reconocido en el artículo 39 bis inciso b de la citada ley que estipula: Para el subsidio de los Santuarios, el Ejecutivo del Estado, anualmente deberá incluir en su proyecto de presupuesto de egresos, la asignación de la partida de presupuesto que garantice el correcto funcionamiento de los mismos y el bienestar de los animales que ahí se encuentren. Esperemos que el gobierno estatal actúe y convierta en ese zoo en santuario equipándolo con lo suficiente para poner  a salvo los animales silvestres y crear así un concepto mucho más atractivo para la ciudadanía también.

Don Cornelio

En días pasados falleció Don Cornelio, un agente de tránsito que trabajó por muchos años en la calle Zaragoza a un costado del garaje de Palacio de Gobierno, lo recuerdo con mucho cariño pues en más de una ocasión lo ví detener el paso vehicular para que perros en situación de calle pasaran sin ser atropellados, en una ocasión lo felicité y le comenté que ojalá todos sus compañeros hicieran lo mismo , que ojalá en los cursos impartidos en Tránsito del Estado concientizaran a los elementos sobre el respeto a la vida en todas sus formas a lo que él me respondió , “los animalitos no entienden es nuestra obligación cuidarlos pero a veces somos más animales que los propios animales“ QEPD. gaem80@gmail.com

Comparte este artículo....