13 mil sucursales construyen la bancarización del país.

*** Bienestar garantiza la producción alimentaria con políticas integrales que aseguren un precio de garantía y valor agregado a cultivos como maíz y frijol.

*** La Banca Bienestar instalará 13 mil sucursales en seis meses al llevar servicios financieros a comunidades vulnerables.

Por Redacción Época N.M.

Cosautlán, Ver. – El delegado federal de la Secretaría de Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, informó, que Banco Bienestar extenderá de 400 a 13 mil sucursales en seis meses, de las cuales mil 600 estarán en Veracruz al incentivar los servicios financieros en comunidades vulnerables.

Durante la intervención en la reunión con pobladores del municipio de Cosautlán acompañado de Sergio Armando Villasana Delfín, Gerente Regional Golfo de Diconsa, la red de abasto social más grande del país para garantizar la distribución de alimentos con alto contenido nutricional y económicamente accesibles.

Esta convocatoria respondió a la demanda de los pueblos en cuanto a incrementar la vocación productiva de las comunidades y la generación de políticas integrales que aseguren un precio de garantía que brinde certeza al valor de las mercancías e incluso incorporar un valor agregado.

Ello, además de los incentivos para la producción mediante los pagos de Bienestar destinados a productores de cultivos como el café, caña, maíz, fríjol y miel más de mil 300 productores beneficiarios en Cosautlán.

Durante cinco años, el gobierno federal entregará 10 millones de pesos anuales, la población decidió destinarlo a un beneficio de café.

“Y que el gobierno mexicano garantice al pueblo lo que es fundamental: la soberanía alimentaria es un tema de seguridad nacional, producimos lo suficiente con calidad como para andarlo malbaratando a los coyotes”, señaló.

Unas 200 mil comunidades en el país se encuentran sin acceso a servicios financieros, de las cuales, 20 mil de estas poblaciones están asentadas en Veracruz.

La ausencia de bancos, cajeros limita el desarrollo económico, el desarrollo y la reactivación de la económica, el Gobierno de México trabaja para activar los programas de desarrollo en la población en extrema pobreza.

Desde Cosautlán, una comunidad con cerca de 15 mil habitantes cuenta sólo con un cajero automático sin funcionamiento, la dependencia federal estableció los vínculos para la producción, a fin de incentivar la venta y el traslado de productos regionales junto a autoridades de Diconsa.

“En nuestro gobierno la determinación es trabajar por el pueblo y para el pueblo”, agregó, es el instrumento para que las comunidades puedan rescatar sus actividades productivas y además puedan tener un soporte financiero a través del Banco del Bienestar.


Comparte este artículo....