Cazarinazo en el Congreso: separan al Fiscal Winckler.

*** Coléricos diputados del PAN, intentaron romper la sesión e impedir la votación y toma de protesta a la nueva Fiscal.

Por Redacción Época N.M.

Xalapa, Ver. – Bajo un conato de bronca protagonizada por coléricos diputados de Acción Nacional, encabezados por Marijose Gamboa, la Diputación Permanente aprobó por unanimidad, la separación temporal del Fiscal Jorge Winckler Ortiz, al no cumplir con los procesos de evaluación, certificación y registro ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública, solicitud presentada por el diputado Juan Javier Gómez Cazarín.

El sorpresivo “cazarinazo” se dio después de que las instancias federales confirmaran al Congreso de Veracruz, el incumplimiento legal del yunista, Jorge Winckler Ortiz, para seguir en el cargo de Fiscal General del Estado, por lo que con el respaldo del PRI-PVEM, Morena, MC-PRD y del coordinador de la bancada panista Sergio Hernández, se promovió con carácter de urgencia, un punto de acuerdo para la separación temporal del funcionario.

Sin necesidad de juicio político, el líder de la bancada de Morena en el Congreso local, allanó el camino para la destitución de Jorge Winckler, con lo cual se busca terminar la red de complicidades y omisiones del Fiscal General y de sus Fiscales Regionales, que agudizaron el clima de impunidad y violencia en todo el estado de Veracruz.

La reacción de los panistas no se hizo esperar, sin embargo, al carecer de argumentos jurídicos y legislativos, optaron por los insultos y la confrontación física con los legisladores y diputadas de Morena, quienes se dieron a la tarea de proteger al presidente de la Diputación Permanente, José Manuel Pozos Castro, quien sometió a votación el punto de acuerdo, siendo respaldado por ocho integrantes de la Permanente.

Cabe recordar que el coordinador morenista expresó en repetidas ocasiones que el Fiscal Yunista era un obstáculo para avanzar en el proceso de construcción de la paz en Veracruz, pues por sus omisiones, incapacidad e ineficacia para procurar la justicia, agudizó el clima de impunidad bajo el cual, los delincuentes operaron, dañando sin piedad a la sociedad veracruzana.

Cazarín le ganó la partida a los Yunistas, les tumbó a su defensor de oficio en la Fiscalía General, donde ahora sí podrán avanzar las denuncias contra los exfuncionarios del bienio pasado, señalados por actos de corrupción y desvío de recursos estatales.

Comparte este artículo....