Elementos de la Policía de Huatusco son desarmados y presentados ante la fiscalía por supuesto homicidio de taxista.

Cortesía Círculos Huatusco

Huatusco, Ver. – Lo que empezó en una riña de pareja termino en tragedia, al ser golpeada por su cónyuge, la mujer solicitó auxilio y los policías se trasladaron a detener al agresor, quien era Chófer de un taxi donde al llegar a la comandancia presumiblemente le dieron la famosa “calentadita”, en la cual se les habría pasado la mano y ocasionaron la muerte de José Enrique Peña Martínez de 32 años.

Fue la tarde de ayer sábado, cuando compañeros de oficio del hoy occiso se enteraron del deceso y que en comandancia habrían reportado la muerte por congestión alcohólica, estos no quedaron conformes y solicitaron un informe detallado y especializado, ya que estaban seguros que fue golpeado en el interior de los separos.

Al ver la nula disposición de las autoridades municipales, estos empezaron a hacerse de palabras con los taxistas inconformes, los cuales convocaron a integrantes del gremio a no dejarlos salir, hasta que llegara personal especializado a realizar los exámenes periciales.

En su intento por evadir la responsabilidad los elementos de seguridad municipal a cargo de Manuel Chacón, intentaron escapar lo cual desató el enojo de ambas partes llegando a disparar los policías a los civiles, hiriendo a 3 personas, los cuales fueron trasladados a los nosocomios de la ciudad.

Al ver esta acción por la policía municipal  fue que un grupo de taxistas volcaron una unidad y le prendieron fuego; además de ocasionarle daño a otro vehículo de la misma corporación. La patrulla quedó calcinada totalmente.

Por otro lado elementos de la policía,  se encontraban escondidos en el interior del inmueble del ayuntamiento municipal.

Fue hasta que llegó personal de la policía estatal, que tomó el control de la situacion, informando que los elementos quedarían bajo su resguardo, siendo desarmados y puestos a disposición de la fiscalía.

Fue hasta la media noche, que los elementos municipales se entregaron y fueron trasladados a la fiscalía en medio de consignas y rechifla de inconformes, que exigían justicia y un cese a los abusos de estos elementos.

Comparte este artículo....