Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

IKEA llega a México

Por Redacción Época N.M.

IKEA es toda una institución en el sector de la mueblería, diseño y decoración. El gigante sueco está presente en buena parte del continente euroasiático, Estados Unidos y Australia y su incidencia en el mercado es más que palpable. Los precios competitivos de sus productos, unidos a la gran variedad de los mismos -en sus tiendas se pueden encontrar desde estructuras de cama y closets hasta muebles de cocina y electrodomésticos, pasando por decoración para el hogar, menaje o sofás- han hecho de IKEA una de las empresas más importantes del momento. No obstante, las cifras de sus últimos ejercicios financieros podrían llevarnos a pensar que el grupo escandinavo no está pasando por su mejor momento. En 2018, el fabricante de muebles registró un resultado de explotación de cerca de un 26% menos en relación a los datos del ejercicio anterior, aunque el volumen de ingresos se cifró alrededor de los 40.000 millones de dólares, un 2% más. ¿Cómo es posible entonces el descenso en el cómputo global? La respuesta la encontramos en la expansión de la empresa hacia nuevos mercados y la reorganización de su modelo de negocio.

Precisamente relacionada con esa iniciativa de expansión se encuentra la apertura de la primera tienda de IKEA en México. La noticia se dio a conocer hace pocos días y el intenso revuelo mediático que ha generado ha sido directamente proporcional al interés suscitado en la ciudadanía. Después de meses de intensos rumores, el grupo nórdico reveló que su primera tienda en América Latina abrirá sus puertas en Ciudad de México. La apertura de la misma está prevista para el mes de octubre del año 2020 y se estima que será la primera en el país pero no la única. Así, se espera que en los próximos 10 años el gigante de la mueblería abra nuevas sucursales en Guadalajara, Puebla, Monterrey y Querétaro.

Malcolm Pruys, responsable de IKEA México, señaló que la tienda de CDMX se ubicará en la zona de Oceanía, a un kilómetro del Aeropuerto Internacional y muy próximo al Zoológico de Aragon. Se estima que el complejo tendrá un tamaño de alrededor de 23.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, contando la superior con un restaurante con capacidad para más de 600 personas. El número total de empleados que se espera que entren a formar parte de la empresa ronda los 350. Pruys también ha señalado que la tienda tratará de ser lo más sostenible posible, empleando para ello placas solares o la captación de agua de lluvia para generar energía.

Tras el desembarco en Ciudad de México, IKEA espera abrir a corto y medio plazo nuevas sucursales en Chile, Colombia y Brasil. El grupo nórdico se suma así a las empresas que buscan la internacionalización apostando por América Latina, tales como Uber, Glovo o incluso PokerStars, que realiza competencias internacionales en suelo latinoamericano. Es interesante destacar que uno de los grandes países del continente latinoamericano, como lo es Argentina, no entra dentro de los planes de expansión de la firma escandinava a pesar del interés mostrado por sus ciudadanos.

Con presencia en más de 50 países, en los que suma cerca de 400 tiendas, IKEA pretende afianzarse en el mercado latinoamericano a través de la apertura de su sucursal en Ciudad de México. No obstante, la empresa se enfrenta a un sector que en los últimos tiempos no ha experimentado buenos resultados. Ejemplo de ello lo encontramos en las mueblerías Idea Interior, Viana y Salinas y Rocha; de las tres solo sigue en funcionamiento la última pero el beneficio reportado es cada año menor, lo que ha provocado el cierre de gran parte de sus establecimientos. Con todo, IKEA cuenta con tres grandes ventajas. La primera es su ubicación, en una importante zona comercial de la ciudad que estima recibir cerca de 12 millones de visitantes al año. Sus precios populares en gran parte de sus productos también juegan a su favor, ya que su target objetivo es muy amplio, haciéndola accesible a casi el total de la población. Por último, IKEA espera dar servicio de venta online, lo que amplía todavía más su rango de actuación.

La mueblería sueca tiene más de un año por delante para perfilar su estrategia en nuestro país. Por el momento, ya ha hecho público que le gustaría trabajar con materiales y proveedores locales aunque todavía no se conocen más detalles al respecto.

Comparte este artículo....