Los combustibles no paran de aumentar.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Por Omar Avelizapa Moreno

Al inicio del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, (2012) los combustibles constaban lo siguiente Gasolina Magna$10.36, Premium $10.95 y Diésel $10.45, de acuerdo con  datos de la Comisión Reguladora de  Energía , y así continuamente, siguieron aumentando los preciosos, los tan nombrados gasolinazos, lamentablemente  de cada 10 litros que se consumen 7 de ellos son importados de Estados Unidos de Norte América, a pesar de que en nuestro país contamos con grandes yacimientos petroleros, desafortunadamente no tenemos la tecnología necesaria para poder refinar, y por eso se tiene que importar.

Ahora que está por terminarse la administración de Peña Nieto los precios  de los combustibles se incrementaron al cien por ciento de cuando entro, Magna $19.44, Premium $20.92 y Diésel $20.59  ahora para poder llenar un tanque de gasolina  Magna de 40 litros se debe pagar $777.60 pesos aproximadamente y con este tanto de combustible, poco mas o menos, un auto particular  que  solo se utiliza para ir a  dejar a los hijos a la escuela e ir al trabajo le alcanza para una semana, estamos hablando de que la persona que utiliza su vehículo durante los 15 días debe desembolsar $1,555.20 pesos, solo en poderse transporta de su casa al trabajo.

Independientemente de que se tenga automóvil o no el precio de los combustibles, nos afecta a todos, ya que al subir el precio de ellos todo lo demás sube en automático, y el salario que se obtiene por el trabajo que cada uno realiza no alcanza bien para poder solventar todas las necesidades de una familia, dicen los expertos en economía que mínimo un mexicano debiera ganar lo de tres salarios y media al día.

Lamentablemente   esto no ocurre en nuestro país, ya que vemos   la pérdida del poder adquisitivo del peso, nuestra economía no es buena a pesar de los funcionarios que dicen lo contrario, ojalá y el nuevo Gobierno de López Obrador aplique Políticas Públicas para que no continúen los aumentos a los combustibles.

Ojalá y como aumentado la gasolina y hubiera sido el   salario mínimo ya que con los 88.36 pesos que percibe una persona al día, (equivalente a 4.7 dólares) No alcanza para subsistir, hay mucha esperanza en la tan llamada Cuarta Trasformación, que ha prometido no seguir aumentando los precios de los combustibles, y en realidad puedan hacerlo por el beneficio de todos los mexicanos.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin