INM siembra el terror entre los inmigrantes: Alejandro Solalinde

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

** A través del Plan Frontera Sur se reprime y deportan a los indocumentados; las Estaciones Migratorias son unas “cárceles”, asegura

** El activista y sacerdote católico se reúne con inmigrantes refugiados en Rodríguez Clara, a quienes los invita a presentar su denuncia.

Información cortesía: llanosdesotavento.com

Rodríguez Clara, Ver.- “Es indignante e inadmisible la brutal violación sistemática a los derechos humanos que ha realizado contra los inmigrantes el gobierno de Enrique Peña Nieto, a través del Cartel del Instituto Nacional de Migración (INM)”, recriminó el padre José Alejandro Solalinde Guerra, director del albergue “Hermanos en el Camino” en Ixtepec, Oaxaca.

Al sostener una reunión con inmigrantes que se encuentran albergados en este municipio luego de sufrir una redada por el INM, en la comunidad Los Tigres, el activista y sacerdote católico asegura que “el Instituto de Migración que se ha policializado ha sido el principal instrumento con el que Peña Nieto, quien está al servicio de los Estados Unidos, agrede brutalmente, de forma directa, a los inmigrantes”.

Lamentó que “esto no es la primera vez que se hace en este gobierno de seis años, ya falta tres meses para que se vaya. Desde el 7 de junio del 2014 se implementó en el INM una estructura de represión y de deportación que en su momento se le denominó Plan Frontera Sur por toda la ruta migratoria, desde Tabasco, Chiapas, Veracruz, hasta el norte del país. Son acciones que prácticamente siembran el terror entre los inmigrantes y que ya se ha documentado en varias ocasiones”.

Recordó que la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes se derivó de la denuncia que 18 guatemaltecos presentaron por primera vez ante las autoridades por los delitos de secuestro y agresión que recibieron al transitar por territorio mexicano. “Muchos por miedo se quedaban callado y se iban, estos inmigrantes valientes fueron los que dieron a conocerlo”, dijo.

Alejandro Solalinde reconoció que aunque “nunca se les hizo justicia, pero gracias a eso, años más tarde se pudo hacer la ley de migración para defender los derechos humanos de las personas migrantes, de algo ha servido, por eso es importante que ustedes denuncien, para que no dejen desprotegidos a sus compañeros de los que vienen atrás, no permitamos más agresiones, ustedes son personas y valen mucho, son personas a las que México va a empezar a mirar de otra manera en el nuevo gobierno de la república”, recomendó.

Asimismo, recomendó que “es preferible que se queden y que pongan denuncia, no les va a pasar nada, sus compañeros que lo han hecho no han sido agredido ni ha recibido persecución. Según la Ley de Migración del 2011, ustedes son víctimas y tienen derecho a que se les dé una visa humanitaria, y por la violencia que tienen en su país de origen, tienen derecho a pedir refugio. Los cónsules han fallado. El que ha sacado un poco su trabajo es el cónsul de El Salvador y el que menos ha respondido es el de Honduras”.

El padre Solalinde calificó las Estaciones Migratorias como unas “cárceles verdaderamente migratorias, y lo que pasó aquí, donde señalan que hubo muertos, pero que resulta que al investigar las autoridades nos digan que no encuentran nada, sólo le hacen al teatro, en otros casos hemos descubierto que mienten porque existe complicidad del aparato estatal, para ellos, mientras más rápido se desaparezcan las evidencias es mejor”.

Ante estos hechos, José Alejandro Solalinde pide la destitución inmediata del Delegado en Veracruz del Instituto Nacional de Migración y que se investiguen los casos de violencia y desaparición de inmigrantes. “México es un cementerio y un fosario, hay fosas por donde sea, en donde muchos restos encontrados no son reconocidos por nadie y se piensa que son de inmigrantes”, finalizó.

En la reunión con los inmigrantes, también asistieron Rubén Figueroa, representante del Movimiento de Migrantes Mesoamericano, y Elizabeth Lara Rodríguez, Coordinadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), delegación Oaxaca.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin