Compra de votos o pobreza en campaña.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Por Roberto Vázquez Galán

Parece que el Distrito de Huatusco está despertando, nuestro ciudadano abre los ojos hacía la democracia y al hacer valer su derecho de votar, están manifestando su inconformismo a la voluntad de un buen gobernante.

Tal es el caso de las manifestaciones de pueblerinos de las comunidades alejadas de algunos municipios, quienes dicen ya estar cansados de los malos gobiernos, y ver que el dinero de sus impuestos es mal gastado por personas que muchas de las veces ni se merecen estar en un puesto público, y debemos darle las gracias a un candidato, que sin saber a adquirido este compromiso en campaña.

De este comentario, salta a la vista la madurez que existe ya en los municipios, los candidatos deben entender que los pobladores ya se dieron cuenta de los malos manejos de los recursos, (recursos que son del pueblo) y ya el ciudadano así lo entiende; entonces señores candidatos debemos utilizar otra estrategia para obtener el voto y no tratar de comprarlo, aunque ya la gente no lo entiende así y toma lo que le dan sin dar nada a cambio.

El candidato ahora visita casa por casa, comercio por comercio, invitándole personalmente a votar únicamente entregando un díptico o tríptico, una camiseta o una bolsa para mandado. Ya no hay poder de convocatoria y tampoco de convencimiento, pues a pesar de estar cara a cara, el ciudadano espera a que se marche el aspirante para arremeter en contra de él como en ocasiones lo hemos escuchado, “Ahora si como su  partido ya no está en el poder, si se muestran humildes”, “No prometen nada pero si quieren mi voto; claro, nunca cumplen y si lo hacen es para beneficio de ellos mismos”, “Lo que no saben, es que hasta el último momento, nos decidiremos por quién votar”.

“Candidatos habremos y de honestidad no sabemos”, este comentario lo escuchamos en una visita que hicimos con uno los candidatos a un municipio. La persona que lo dijo es de sexo femenino y de condiciones humildes, al parecer estaba molesta por promesas de los candidatos, la cual mencionó -he visto pasar a muchos, pero hasta la fecha el lugar donde vivo sigue siendo el mismo, los presidentes que pasan por aquí, con sus trabajos “solo le tapan el ojo al macho” y no se preocupan por el que más lo necesita, como algunos dicen-.

Esta señora se encontraba indignada, porque se ha dado cuenta del dineral que se gasta en las campañas, y mencionó que si ese dinero se utilizara en las comunidades más pobres de la región, no habría pobreza, ni marginación.

La pobreza en nuestros municipios existe y es alarmante el saber hasta qué punto, un claro ejemplo lo tenemos, en pequeños limosneros que disfrazados de vendedores de vegetales, buscan el sustento diario, y lo digo así, porque basta decirles no, al tratar de vendernos sus productos, para que nos pidan una moneda regalada, con el pretexto de que no les alcanza para su traslado a su casa; estos los podemos encontramos en los cafés, restaurantes, inclusive tocan a la puerta de nuestra casa, y recolectan todo el día para llevar algo que comer a su casa.

Nuestro voto es libre y preocupémonos más por dar lo que ofrecemos en campaña a personas que realmente lo necesiten.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin