Se roban dos novillos en Chocamán, uno de ellos está enfermo.

Por Redacción Época N.M.

Chocamán, Ver.- Sujetos desconocidos han burlado al primer comandante Julio César Ponce Gómez, al robarse dos novillos en la colonia Rosa Mística la madrugada del martes. A decir del afectado, explicó que uno de los animales se encuentra enfermo de fiebre y podría ocasionar algún padecimiento al consumidor.

El primer comandante Julio Cesar Ponce y la segunda comandante Sheila, durante los tres meses en dirigir la Comandancia Municipal, no han dado buenos resultados en la seguridad de los pobladores quienes han denunciado diversos hechos ilícitos que han azotado a este municipio, sin que la presidenta Norma Lidia Rojas Trejo ponga mano dura o destituya a dichos mandos por su ineficacia.

Los hechos se suscitaron la mañana de ayer, cuando se reportó a la base de la Comandancia Municipal en dicha colonia, que unos sujetos desconocidos habían robado unos novillos, por lo que solicitaban apoyo de los Agentes Policiacos.

Acudieron al punto los uniformados entrevistándose con el afectado, quien prefirió guardar su anonimato, pero señaló que le hurtaron dos novillos y entre ellos uno que se encuentra enfermo, por lo que advirtió que intenten no consumir o comprar su carne, para que no les provoque algún padecimiento.

El afectado acusó que los elementos de la Policía Municipal de manera agresiva le comentaron, que nada pueden hacer y que asista ante las autoridades competentes para interponer una denuncia, ya que ellos se encargarían en realizar las indagaciones competentes porque ellos tienen otros servicios que atender.

El agraviado comentó que el pasado sábado, unos hampones rompieron la puerta de su negocio sustrayendo herramientas de trabajo, por lo que dio aviso a los uniformados quienes no realizaron ningún operativo o apoyo para dar con los responsables.

También informó que a habitantes de la localidad de San José Neria, el pasado domingo les fue robada su camioneta y de manera inmediata preguntó a sus vecinos sobre su paradero, pero no pudieron darle respuesta, por lo que dio parte a las Policía Municipal quienes solo comentaron: “Que esas situaciones pasas y nada se puede hacer”, dejando impune dicho delito.