La renovación de cafetales, es la base importante para la recuperación: Esteban Escamilla Prado.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Por Redacción Época N.M.

Huatusco, Ver.- Hace 30 años se reportaron 30 razas o tipos de La Roya del café, y en fechas recientes ya son más de 50 razas, es decir que La Roya está evolucionando, en la medida que el clima cambia y se aplican químicos para combatirla, la van haciendo más resistente y agresiva, por lo que por el momento no existe cura para dicha enfermedad.

El hongo Hemileia vastatrix es el que ocasiona La Roya anaranjada del café y el hongo parásito, sólo afecta plantas de café, en especial a los cafés árabes o arábigos, estos antes no atacaban a los cafetos de zonas altas, es decir no eran compatibles con tiempo  frío.

También se desarrollaban a través de la sombra y ahora afecta más a los cafetos que no tienen sombra, es decir las plantas con menos sombra, producen más y esto lo aprovecha el hongo para atacar.

El catedrático Esteban Escamilla Prado informó, que la renovación de cafetales es la base importante para la recuperación, que podría alcanzar hasta un 25 por ciento. Sin embargo, hay muchas fincas viejas con variedades susceptibles a La Roya, que no están recibiendo atención.

También un factor en contra, es la planta de café que se ha entregado de mala calidad por parte de las autoridades municipales, muchas se están muriendo por falta de nutrición.

“Hay que convivir con La Roya y sus evoluciones, y buscar la manera de aportar las variedades que son resistentes como el Oro Azteca, Colombia, Costa Rica, Sarchimores, Marsellesa, entre otras, para que los cafeticultores obtengan un buen ingreso”, apuntó Escamilla Prado.

El entrevistado aseguró, que para prevenir las enfermedades se tiene que iniciar, aplicando productos preventivos a base de cobre, desde finales de mayo y en temporada de lluvias. Por lo que si se aplica los productos preventivos de manera oportuna, el daño será leve. Sin embargo, la mayoría de productores por falta de capacitación y de recursos económicos no lo realizan.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin